TU DESTINO ESTA ESCRITO Y ES UNO DE VICTORIA NO DE DERROTA

Yo quiero que tú recuerdes Mi bondad, pues Yo te he cuidado aún cuando te sentiste  solo, aun cuando te sentiste desesperado, aun cuando te sentiste olvidado, aun cuando te sentiste sin nada. Yo nunca te he dejado. Yo nunca te he desamparado. Yo he estado contigo todos estos días desde el primer día que tú te entregaste a Mí, y Yo te he cuidado.

Es cierto que Yo te he permitido caminar en medio de algunas duras circunstancias, pero ¿Acaso no sabes que éstas te están haciendo más fuerte? Y, ¿No tampoco sabes que éstas te están dando el Continuar leyendo