EL SECRETO DE LA BENDICION EN TU HOGAR

“El cetro se ha alzado para que los esposos y sus esposas oren juntos para ver grandes liberaciones, sanidades y milagros”

Vi en el Espíritu una ventana abierta en los cielos y un cetro que se alzaba sobre los esposos y esposas, llamándoles a presentarse con denuedo ante el trono de la gracia a orar juntos. Sentí que el Señor decía: “Es hora de llamar a algunos de mis intercesores más poderosos en la tierra para desencadenar Mi poder en maneras sin precedentes que todavía no se han visto: ¡la oración poderosa de asentimiento de un marido y su mujer!”

De pronto me di cuenta de que cuando Jesús hablaba acerca de que Su Casa se convertiría en Casa de oración, se estaba refiriendo a tu casa y a la mía, ¡justo donde vivimos! Estaba hablando justo al corazón de Su Iglesia: ¡a los esposos y esposas! Somos Su Casa en la que Él anhela vivir y reinar.

EL VALLE DE LA DECISION

Vi en el Espíritu valles de decisiones que venían hacia muchas familias, iglesias y ministerios. Estas decisiones que había que tomar no afectarían sólo a nuestras vidas, sino a las de las generaciones venideras. Vi que el enemigo desencadenaba roces y conflictos entre maridos y mujeres a causa de las decisiones importantes que estaban a punto de presentarse. El propósito de Satanás era de dirigir a los esposos a buscar oración en otros lugares, de otras fuentes ya que temía y sabía que al juntarse y asentir en oración ellos ¡desbancarían a su reino de sus vidas, familias, iglesias, trabajos y ministerios!

Vi en el Espíritu que muchos hombres clamaban a Dios secretamente para que los ayudara y les diera más fuerza en sus vidas, ministerios y trabajos. El Señor habló, sorprendentemente, de modo que muchos hombres no lo pudieron oír. “Ya te he ayudado. ¿Dónde está tu ayuda idónea? Pídele que ore por ti. ¡Ella es tu intercesora más poderosa en esta tierra!”

EL PODER DE LA ORACION DE UNA ESPOSA

Al despertarse los hombres y pedirles a sus esposas que oraran por ellos, vi las oraciones de las mujeres como rayos lanzados hacia el salón del trono de Dios, empujando a los poderes demoníacos y yendo más allá de otros que parecían tardar para siempre en recibir sus respuestas. Entonces vi que a veces nuestras esposas se convertían en la respuesta del Señor para nosotros a medida que el Señor les daba a ellas sabiduría. A veces su voz hablaba en lugar de la de Dios.

En otros momentos el Señor usaba al esposo del mismo modo para la esposa. Pero todo empezaba al comenzar nosotros a orar no sólo los unos por los otros por separado a distancia, sino al estar físicamente juntos y orar en unidad y al esperar a que el Espíritu nos guiara incluso en el modo en que orar.

Incluso al esperar juntos en silencio ante el Señor íbamos descubriendo un avivamiento del amor que se había enfriado entre nosotros y el Señor y entre nosotros mismos. Vi que el Espíritu Santo impartía Sus deseos y oraciones en los matrimonios de todo el mundo. Al crecer estos esposos a través de la oración conjunta, haciéndose verdaderamente uno en el Espíritu, su intimidad espiritual comenzaba a influir en familias, iglesias, trabajos seculares, ministerios e ¡incluso naciones enteras!

HORA DE PEDIR

Al ir subiendo más este cetro, oí que Jesús decía: “¡Todo lo que le pidas al Padre en Mi nombre Él te dará para que Yo sea glorificado en ti! Pídeme incluso aquello que temías pedirme en el pasado… ¡Ahora es tu momento!”

Parecía que cuanto más se acercaban estas parejas a través de la oración más cerca estaba Dios. La oración conjunta en el Espíritu parecía acelerar el proceso de liberar las manos del Señor para hacer Su voluntad perfecta y atar las manos del enemigo al mismo tiempo. Al continuar orando juntas estas parejas ¡sus casas se convertían en santuarios, casas de sanidad y refugios de Liberación!

Usted y su esposo o esposa fueron traídos al Reino para un momento como este. ¡Sus oraciones conjuntas lograrán las victorias que no conseguirían de ningún otro modo! ¡Es hora de orar! ¿Dónde está su esposa o esposo?

Bill Yount

NOTA DE MAGIE

Mateo 18:19 »Esto les digo: Si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra para pedir algo en oración, mi Padre que está en el cielo se lo dará.

La intimidad espiritual en un matrimonio es cosa de Dios. Se trata de un matrimonio de tres, una relación íntima entre Dios, el esposo y la esposa. La intimidad profunda ocurre cuando dos corazones, dos cuerpos y dos almas se conectan con el Dios que los creo y que diseño su matrimonio. “Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente! Eclesiastés 4:12”

Es posible que no te des cuenta del poder que tiene la intimidad espiritual para tu matrimonio, pero debes entender que Tú, tu cónyuge y Dios son un equipo invencible. No importa lo que la vida les arroje, no importan las maneras en que el enemigo trate de frustrarte, no importan los errores que cada uno de ustedes o los dos cometan, un matrimonio de tres puede conducirte a través de todas estas cosas y llevarte a mayor profundidad.

El enemigo usará muchas medidas para distraernos: la condenación, el afán, la falta de concentración, las distracciones con las prioridades del tiempo y las inseguridades son algunas de ellas. Debemos aprender a luchar con todas estas cosas.

Hebreos 6:12 “No queremos que se vuelvan perezosos, sino que sigan el ejemplo de quienes por medio de la fe y la constancia están recibiendo la herencia que Dios les ha prometido”.

Si tu cónyuge no comparte la misma fe o está lejos del hogar y te encuentras peleando por tu matrimonio, ora por él, dile tus propias convicciones si es que te escucha y luego deja que Dios obre en su corazón. De manera gradual, Dios abrirá los ojos espirituales de tu cónyuge en la medida que obedezcas los mandamientos de la escritura de ganarlo sin palabra, mediante un espíritu suave y apacible. (1 Pedro 3:4). O Dios trabajará en el corazón de tu esposa cuando seas comprensivo en tu vida conyugal (1 Pedro 3:7)

Tu puedes ser el instrumento de Dios para alcanzar a tu cónyuge, pero debes permitir que Dios lo haga en su debido tiempo. Lo cierto es que la única persona a la que puedes cambiar es a ti mismo. Entonces deja que Dios haga su obra en ti. Ábrele tu corazón y sigue persiguiendo una relación obediente y fiel a El.

LA INTIMIDAD ESPIRITUAL SERA LA FUENTE DE MAYOR GOZO QUE TENGAN COMO ESPOSOS. TAMBIEN ES LA FUENTE DE FORTALEZA QUE PROTEGE EL MATRIMONIO Y EL ANTIDOTO CONTRA LOS ATAQUES DEL ENEMIGO.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario