PARA QUE LOS SUEÑOS SE HAGAN REALIDAD

No simplemente por el hecho de que caminamos y hablamos esto significa que estamos verdaderamente despiertos. Zacarías no estaba durmiendo cuando un ángel “me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño.” (Zacarías 4:1).

¡Quizá nosotros también necesitamos ser sacudidos de nuestro sueño a fin de poseer las promesas de Dios! Increíblemente, a pesar de todas las señales, maravillas y advertencias anunciadas de que verdaderamente estamos en los últimos días, Jesús también dijo que hay una misteriosa somnolencia a la que tenemos que sobreponernos. Ciertamente, inmediatamente después de enfatizar las varias evidencias del fin (Mateo 24), El compara … Continuar leyendo