DERRIBE SUS GIGANTES

¡Dios quiere que tenga su Espíritu Santo porque quiere enseñarle a derribar gigantes!

¿Qué lo detiene de ser todo lo que está llamado a ser en Cristo? ¿No anhela que la apertura sea tan grande que pueda derribar a los gigantes que lo detuvieron? Estoy aquí para decirle que Dios quiere fortalecerlo con el poder del Espíritu Santo para derribar a aquellos gigantes en su vida y así avanzar hacia su victoria en cada área de desafío y necesidad. No sólo eso, Él quiere fortalecerlo para que sus hijos e hijas no tengan que pelear con esos gigantes y puedan experimentar la plenitud de las promesas de Dios para ellos.

Si, ¡puede hacer resplandecer una autopista de avivamiento ahora mismo en su vida para la cosecha de las generaciones que vendrán! ¡Jesús iluminó el camino! Todo está allí, el camino para la apertura y el fortalecimiento por el efecto del poder operativo de Cristo en y a través de usted. Pablo les escribe a los Tesalonicenses que ellos creían en la Palabra y, por ello, era efectiva sobre sus vidas. 

“Así que no dejamos de dar gracias a Dios, porque al oír ustedes la palabra de Dios que les predicamos, la aceptaron no como palabra humana sino como lo que realmente es, palabra de Dios, la cual actúa en ustedes los creyentes” (1 Tesalonicenses 2:13)

El Señor está enviando una unción poderosa para la cosecha, está levantando y enviando a los santos hacia nuevas dimensiones del poder operativo de Cristo en sus vidas. ¡Está levantando un ejército poderoso de señales, maravillas y milagros! Si, usted está destinado a ser una señal, una maravilla y un milagro. ¡Sólo tiene que estar lo suficientemente hambriento para glorificarlo a Él! ¿Está hambriento? ¿Quiere ser una señal, una maravilla y un milagro para la gloria del Señor y para la cosecha de almas como nunca antes se vio en la historia?

Dios quiere activar las obras de Cristo a través de usted, obras que soltarán al Espíritu Santo para el avivamiento, ¡no sólo en la tierra, sino en su corazón! Si, ¡Él pondrá sobre su vida un manto de poder para ejercer dominio que lo soltará en las señales, maravillas y sanidades para Su Gloria! ¿Y esta unción? ¡Es para cosechar! Una cosecha de corazones entregados a Él para la cosecha de almas. Dios quiere fortalecerlo como una señal y una maravilla andante para sus hijos. Quiere favorecerlo para influenciar algunos miles de almas.

¡No será vencido porque Cristo venció! ¿Por qué perder tiempo enfocándose en lo que están haciendo los gigantes? ¿Por qué no enfocarse en quien es Dios, en lo que está haciendo y en lo que puede hacer a través de usted por la operación de Su poder: el mismo que derrotará toda estrategia del enemigo que impidió cualquier apertura en su vida? Vivimos un tiempo de aceleración donde confío que Dios restaurará rápidamente aquellas cosas que perdimos. ¡Las obras de Cristo estallarán en su vida y a través de ella, con un fortalecimiento fresco de Su poder! Esta no será sólo una temporada, ¡sino una apertura constante!

¿LO DESEA?

Por dondequiera que viajo y en nuestras propias reuniones, escucho más y más relatos acerca del poder de Dios operando a través de los santos para el avivamiento y la cosecha que vendrán. Dios está trabajando con señales, maravillas y milagros poderosos por medio de Su pueblo: adultos, ancianos y niños. Familias enteras se están moviendo en el efecto operativo de Su poder.

En mi propia familia estamos viendo milagros y aperturas increíbles. Recientemente vimos uno particularmente emocionante, en lo que llamaríamos “apertura de restauración”. Esto es emocionante porque nada es demasiado pequeño o insignificante para Dios. Él conoce nuestros corazones y cuánto abunda Su amor en esta restauración. En su tiempo, por supuesto, fue grande en las revelaciones que me entregó para estas enseñanzas. Más que nada, esta experiencia me recordó cuán importante es posicionarnos para oír al Señor y luego pararnos en Su voluntad para ver la manifestación de Su poder.

Recientemente nuestra hija mayor pasó un fin de semana en el lago de una represa. Allison perdió su anillo de matrimonio en algún lugar del lago y llorando llamó a mi esposa Janet, pidiéndole que orara para que pudiera encontrarlo. Dijo que buscaron por más de una hora, pero el agua era muy turbia y profunda como para encontrarlo. Mis hijos Josh y Justin bucearon repetidamente, tratando de alcanzar el fondo del lago para ver si podían palpar el anillo, pero cada vez que lo hacían, subían con lodo y musgo en sus manos. Buscaron por más de dos horas, pero no lo hallaron. Sin embargo, Janet comenzó a orar en lenguas en casa y Dios le dijo que oraran allí en el lago. “Llámalos”, le dijo, “y diles que me pregunten a Mí dónde está el anillo”.

Janet los llamó por su celular y le dijo a Allison que reuniera a todos en un círculo para preguntarle al Espíritu Santo dónde estaba el anillo. Josh guió a todos en oración. Inmediatamente después de orar, concentraron la búsqueda en el lago, pero Josh sintió al Señor guiándolo. Cada vez que se movía en el agua, el Señor le dijo que lo hiciera en una u otra dirección, un poco hacia la derecha o hacia la izquierda y así, Josh sintió que debía bucear. Luego, cuando se metió en el agua y tanteando el fondo del lago a ciegas con sus manos, sintió algo en el barro. Escarbó y levantó algo desde el fondo. Cuando lo llevó a la superficie, era el anillo de Allison.

Era un lago gigantesco, encontrar un anillo era como hallar una aguja en un pajar o buscar un lente de contacto en el océano, pero la obediencia y la confianza en la sabiduría y el poder de Dios hicieron que sucediera lo imposible (según nuestros ojos naturales). Este no fue como el milagro por medio del cual Eliseo hizo flotar el hacha de hierro (2 Reyes 6:1-6).

El poder y la sabiduría de Dios son asombrosos. Este es sólo un pequeño ejemplo de lo que podemos esperar como Sus hijos fieles. Podemos esperar que nos fortalezca desde lo alto para subir hacia la realidad de lo imposible y hacia nuevas dimensiones del poder operativo de Cristo. Si puede confiar en Él y moverse en obediencia a Su voluntad, activará las obras de Cristo a través de usted para cosechar aún lo que perdió. Si, aún su anillo de matrimonio. Nada es demasiado pequeño o muy grande para que Él pueda recuperarlo.

Keith Miller

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario