NO DEBEMOS TEMER AL FUTURO, AL MENOS QUE OLVIDEMOS COMO DIOS NOS CONDUJO EN EL PASADO

Muchos de mis hijos se sienten desamparados en este momento, acongojados y  sin esperanza. No pueden moverse hacia delante y tampoco pueden voltearse y regresar. Hay obstáculos en sus vidas que no pueden vencer en sus propias fuerzas. Ellos Me han clamado una y otra vez, y sin embargo, siguen habiendo tropiezos.

Muchos están desesperados debido a que a causa de los obstáculos perderán el derramamiento de Mi gloria. No Mis amados, no es así porque vendré como fuego, Yo vendré como un viento fuerte y en un instante Yo los renovaré y transformaré. Caminarán como Jesús sobre la tierra. La gente se maravillará por el cambio en su semblante. La gente se maravillará con su alegría y ustedes caminarán en Mi poder.

Ustedes tienen heridas y daño por los obstáculos en sus vidas, muchos de los cuales han sido causadas por décadas por el enemigo.  Mis amados hijos, ustedes siguen siendo Mis vencedores.  Ustedes se han sometido a Mi voluntad, deseos y anhelos para que puedan caminar en Mi gran llamado. Yo he visto lo que les ha costado. He visto su soledad. No piensen que me han fallado, ni siquiera se han fallado a ustedes mismos, porque he visto su corazón y he oído su clamor desesperado para ser libres de estas cosas que los acosan. Yo vendré y enjugaré cada lágrima. Yo vendré y anunciaré las buenas nuevas a cada herida y serán puestos en libertad.

Descansen que ustedes son Mis amados y mis hijos queridos, de hecho, hay muy pocos en Mi Reino que me han perseguido tan apasionadamente como ustedes.  Hay pocos que han dejado todo lo que tienen. Ustedes aún tienen un lugar de renombre en Mi Reino. La gran nube de testigos los conoce y ve como unos que merecen ser tomados en cuenta: unos guerreros de renombre en Mi Reino. Dejen de lado sus preocupaciones y cargas, a los pies de la Cruz y simplemente vengan a Mí, Mis hijos. Yo no los reprenderé, pero los tomaré en mis brazos Mis amados.

 Isaías 32:15.18 hasta que desde lo alto el Espíritu sea derramado sobre nosotros. Entonces el desierto se volverá un campo fértil, y el campo fértil se convertirá en bosque. La justicia morará en el desierto, y en el campo fértil habitará la rectitud. El producto de la justicia será la paz;  tranquilidad y seguridad perpetuas serán su fruto. Mi pueblo habitará en un lugar de paz, en moradas seguras, en serenos lugares de reposo.

Isaías 32:1-2 Miren, un rey reinará con rectitud y los gobernantes gobernarán con justicia. Cada uno será como un refugio contra el viento, como un resguardo contra la tormenta; como arroyos de agua en tierra seca, como la sombra de un peñasco en el desierto.

Dee Hoetmer

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario