LIBEREMOS LAS AGUILAS PROFETICAS

Me gusta tanto cuando los elementos de la naturaleza captan mi atención y me hablan; la naturaleza escucha a Dios y luego nos lo revela a nosotros… ¡ME GUSTA MUCHO! A inicios de junio, mientras estaba en un viaje misionero, noté en Indiana que un águila calva estaba entrenando a su cría a volar. La observaba cuando ella bajaba su ala y soltaba al aguilucho, para recogerlo nuevamente y ascender, ascender y repetir la escena otra vez. Yo veía las copas de los árboles y me di cuenta de que no estaban muy lejos de su nido. La mamá águila estaba segura, pero le estaba enseñando a su cría a volar.

Y entonces oí al Señor que me hablaba: “Dile a tu pueblo que volarán y se remontarán como nunca antes”.

Lo compartí y luego unos días después iba en el carro con mi esposo rumbo a una reunión, vi otra águila calva enseñándole a su cría a volar. Volvió a captar mi atención. Esta vez vi el nido en las copas de los árboles y vi que había un cuerpo de agua cerca.

Y el Señor me habló: “Theresa, eres una mamá águila y estás enseñándoles a tus jóvenes líderes a volar.”

Y eso me desarmó.

Habló nuevamente, “Theresa, las nuevas águilas jóvenes están pasando al frente. Serán alimentadas por el Espíritu del Señor. Se remontarán hasta lugares altos y declararán el reino de lo profético a muchos que no lo han oído antes. ¡Estos nuevos profetas habrán sido enseñados por los poderosos vientos de justicia y rectitud que están declarados en la Palabra santa! Comenzarás a ver que los jóvenes de la Iglesia se levantan. Estos jóvenes querrán pasar su tiempo con los líderes que les precedieron; permíteselos. Tómalos bajo tus alas. ¡Estoy abriendo los corazones de los líderes para que fluyan en el conocimiento y crezcan en la presencia de Dios!

Surgirá una nueva pasión en el reino de la justicia en los próximos seis meses. Justicia profética. La verdad será liberada con revelación, sueños, declaraciones.

“Envío a los jóvenes para que crezcan con madres y padres espiritualmente sanos. Traeré sanidad al Cuerpo de Cristo que se ha sentido huérfano. Estoy liberando a los líderes para que guíen otra vez como caballeros del reino del Rey. Clamarán a una voz y ellos emergerán como una fuerza de poderío y fuerza, amor, gracia y humildad. Pondré en los corazones de mi pueblo honor, justicia y rectitud. Ya ha iniciado…”

EL AGUILA CALVA

Entonces me pregunté, ¿por qué el águila calva, Señor? ¿Por qué? Estoy plenamente consciente de la criatura viviente, del águila, que menciona la Palabra que está entorno al trono (Apocalipsis 4). ¿Pero…? También estoy consciente de que el águila representa al pueblo profético, ¿pero por qué el águila calva estadounidense?

“El águila calva (Haliaeetus leucocephalus), nuestra ave nacional, es la única águila endémica a EE.UU. El nombre científico del águila calva es un mar (halo), águila (aeetos) con una cabeza blanca (leukos). En un tiempo, la palabra “calva” significó “blanca” y no calva o calvicie o sin cabello. Las águilas calvas viven en gran parte de EE.UU., desde Alaska y Canadá hasta el norte de México. Combinadas con la población de la Columbia Británica (unas 20,000) la costa noroccidental de Norteamérica es la mayor fortaleza de las águilas calvas…” [www.baldeagleinfo.com]

Entonces, el Señor me habló otra vez: “Esta águila calva representa la madurez, sabiduría y gloria del ‘movimiento’ que acaba de iniciar. Los aguiluchos representan la necesidad de estar cerca del águila mamá hasta que ella los suelte para que VAYAN. Los aguiluchos también representan a los nuevos que están escondidos y que han sido resguardados para esta hora. Estas nuevas “águilas proféticas” no tendrán miedo de encumbrarse hasta las alturas de las esferas de influencia. Estarán “conectadas” con las casas locales de adoración, porque habrán aprendido que necesitan rendir cuentas. Alístate, porque esta ola pronto vendrá sobre la tierra y avanzará muy rápido”.

Unos días después, escuché la siguiente palabra. Estaba en mi jardín y al ver hacia arriba, vi algo que me asombró –una águila calva estadounidense voló sobre mi jardín. De pie ahí, asombrada, oí: “Ha comenzado; estoy liberando a las águilas para que vuelen”.

Miré a alrededor mío y vi que esta águila estaba fuera de su lugar normal de habitación y escuché: “Ve y dile a mi siervo David que así dice el Señor: “¿Serás tú acaso quien me construya una casa para que yo la habite?”” (2 Samuel 7:5)

Miré mi jardín, vi que la atmósfera estaba muy quieta. Sentí que entró un silencio santo. Lloré durante unos momentos por la poderosa visitación y enseñanza con instrucción que había recibido. Y escuché que susurraban en mi espíritu: “No temas, no temas. Los jóvenes volverán al nido de tu habitación, y ellos también entrenarán águilas. No temas, no temas, líder, predicador, profeta, apóstol, evangelista. Sólo equipa al Cuerpo. No temas, porque YO SOY contigo hasta el fin de los tiempos.”

Mateo 28:16-20 Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña que Jesús les había indicado [a las águilas les gustan las montañas]. Cuando lo vieron, lo adoraron; pero algunos dudaban. Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.” Amén. [Nota añadida por la autora.]

Hagamos una oración sencilla: Jesús, has dicho en tu Palabra que debemos desear profetizar. Yo deseo que todos profeticemos. Oro por las madres y los padres que discipularán a muchos—los miles de nuevos líderes emergentes. Oro por firmeza, seguridad y fe inquebrantable. Pido que Tú guíes, dirijas y reveles las posibilidades a todos los nuevos conversos y a los jóvenes. Oro que los maduros serán libres para amar, guiar y soltar. Jesús, poderoso del Cielo, bendice a tu Iglesia y a tu profeta con una FRESCA unción de sabiduría y revelación. Pido que tu amor llene la tierra con gracia para CRECER. En el nombre de Jesús, Amén.

Theresa Phillips

Con amor y oraciones,

Magie de Cano 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario