HABLENLE A LOS HUESOS SECOS

Ya no permitan que las ataduras del pasado los abracen, pero rompan el poder de la recriminación y sacúdanse el polvo que ha venido por las palabras que se han hablado injustamente.

Dejen que Mi virtud venga ahora, descanse y fluya a través de ustedes para traer sanidad y fuerza a sus huesos. ¿Vivirán estos huesos? Yo les digo el Soplo del Espíritu producirá vida en ustedes porque son mis elegidos, crean y declaren que la victoria es suya. Levántense y atrévanse a creer. No tengan temor; que se convertirán en la esencia de lo que ha sido hablado. Porque de Mi boca viene el poder de Mi Palabra que transforma y cambia la vida. Y, Yo los llamo a levantarse. Suban más alto, dice el Señor.

Ezequiel 37:9-10 Entonces el Señor me dijo: «Profetiza, hijo de hombre; conjura al aliento de vida y dile: Esto ordena el Señor omnipotente: ‘Ven de los cuatro vientos, y dales vida a estos huesos muertos para que revivan. »Yo profeticé, tal como el Señor me lo había ordenado, y el aliento de vida entró en ellos; entonces los huesos revivieron y se pusieron de pie. ¡Era un ejército numeroso!

Bill y Marsha Burns

NOTA DE MAGIE

Debemos mantenernos sensibles a la voz de Dios, porque nos está  dando instrucciones que nos pondrán encima de la cima, tanto espiritual como natural. Muchos sentimos que estamos sobre un valle de huesos secos. Necesitamos profetizar sobre cualquier problema que esté haciendo estragos en nuestra vida, familia ministerio y nación conforme a Ezequiel 37. El Espíritu Santo de Dios está dentro de nosotros, y El nos envía a que le profeticemos a las circunstancias porque el Señor nos ha facultado para que lo hagamos en Su Nombre. Tenemos que ir delante de ese problema, delante de la limitación, delante de la enfermedad hablar la palabra de Dios y profetizar a esos huesos secos para que cobren vida.  ¿Cuales son esos huesos secos en tu vida?

Ezequiel ve un valle de huesos secos, Esos cadáveres habían estado allí desde hacía ya mucho tiempo, sin embargo, Dios le dijo al profeta: “Así está mi pueblo, muchos de ellos se han secado por sus cargas, por sus luchas pero ha llegado el tiempo para que declares que Yo los voy a volver a levantar.”

Ezequiel 37:11 Luego me dijo: «Hijo de hombre, estos huesos son el pueblo de Israel. Ellos andan diciendo: “Nuestros huesos se han secado. Ya no tenemos esperanza. ¡Estamos perdidos!” 12 Por eso, profetiza y adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “Pueblo mío, abriré tus tumbas y te sacaré de ellas, y te haré regresar a la tierra de Israel.13 Y cuando haya abierto tus tumbas y te haya sacado de allí, entonces, pueblo mío, sabrás que yo soy el Señor.14

Esto sucedió en una época del pueblo de Israel muy lamentable donde se habían apartado de los caminos de Dios y espiritualmente se habían secado, fue un tiempo de mucha confusión con las demás naciones extranjeras. Dios le da un mandato a Ezequiel «Profetiza, hijo de hombre; conjura al aliento de vida y dile: “Esto ordena el Señor omnipotente: ‘Ven de los cuatro vientos, y dales vida a estos huesos muertos para que revivan.’

Dice la escritura que luego de dar esta orden los huesos comenzaron a moverse buscando cada uno su lugar y espacio, cada hueso buscó su propio cuerpo, el mover de Dios trajo orden.  Cuando Dios se mueve, reorienta tu vida y comienzas a experimentar la presencia de Dios en tu casa. Este es el tiempo del despertar espiritual.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario