UN DIA A LA VEZ

Yo te ordeno que entres en Mi reposo y que te muevas hacia una unción de relajación. Tú serás tentado a correr y adelantarte a Mí o salirte de la corriente del Espíritu por la osadía, pero te irá bien si permaneces en tu realidad espiritual y no te proyectas sobre una fantasía hacia el futuro. Tú debes vivir el momento y permanecer en el presente Conmigo, dice el Señor. Yo soy tu lugar de seguridad y estabilidad aquí y ahora.

Mateo 6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Marsha Burns

En días cuando la economía está sacudida, muchos se encuentran atrapados bajo un manto de deudas. Ejecuciones de hipotecas, bloqueos de tarjetas de crédito y bancarrotas son muy comunes en muchas comunidades y la gente por todo el mundo está abrumada y confusa, sintiéndose desamparada y sin esperanza. Para prepararnos para los días por venir, debemos planificar para salir de las deudas. ¿Tiene deudas que lo abruman? Si es así, puede ver hacia adelante hacia una victoria futura.

En mi libro reciente, “Ayúdame Dios, estoy quebrada”, entrego una visión detallada sobre cómo vivir como vencedores en la arena financiera de la vida. Dios lo creó para fructificar y multiplicarse, Él quiere suplir todas sus necesidades cada día. Este libro provee claves y tips específicos para acceder a esa plenitud, pero los siguientes son tips y principios para ayudarlo a salir de las deudas. Aquellos que practican estos tips reciben esperanza para un futuro financiero glorioso.

FE

Dios es mayor que cualquier problema que enfrentamos ahora, nos ama y nos ayudará. Clame a Jesús y permítale guiarlo un día a la vez. Lo fortalecerá y lo alentará. Conozco a muchos que recibieron milagros de cancelación de deudas. Un individuo que conozco debía más de 50000 dólares y se disolvieron en una semana confiando en Dios por un milagro. Todas las cosas son posibles, ¡sólo crea! En mi libro enseño cómo posicionarse para un milagro financiero. Espere cada día por una intervención del Señor. Él le dará todo lo que necesita, sabiduría, gracia y favor que lo ayudarán en su camino. Todas las cosas son posibles, ¡sólo crea! (Marcos 10:27)

NO SE PREOCUPE, ALEGRESE

¡Su actitud es todo! Es importante crear un entorno positivo a su alrededor. La negatividad, preocupación, temor y depresión simplemente alimentarán más de lo mismo. Se asombrará por lo que puede lograr una perspectiva positiva. Observe la situación en la que se encuentra como una oportunidad para crecer en sabiduría y fidelidad.

¡Atravesará! Su situación puede ser una piedra de tropiezo o una piedra para proyectarse, dependiendo de sus elecciones. Piense en las cosas buenas y positivas. Despiértese cada mañana con una actitud fresca y optimista, sin mirar atrás. (Filipenses 4:8).

UN DIA A LA VEZ, UN PASO A LA VEZ

Caminaba por un camino largo sobre una colina mientras regresaba a casa. Cuando miré cuánto me faltaba por caminar y la intensidad de la subida, me sentí abrumada y pensé que no lo lograría. Perdí fuerzas mientras aún pensaba en el desafío de caminar por esa colina. Quería caminar hacia abajo de la colina y tomar un taxi. Estaba a punto de hacerlo cuando el Espíritu Santo me dijo: “No mires hacia la cima de la colina, sólo mira el siguiente paso hacia adelante y da un paso a la vez”. Eso es exactamente lo que hice y llegué a la cima con muy poco esfuerzo. Así es como saldrá de las deudas, un día a la vez y un paso a la vez.

Rechace los esquemas para hacerse rico en un día. Así como las inversiones de alto rendimiento, las loterías o el juego que prometen ganar el premio mayor que pagará todas sus deudas en un abrir y cerrar de ojos. Estas cosas son trampas para más deudas y pérdidas. Es un hecho probado que la mayoría de las personas que tienen ganancias rápidas como esas, quedan en el mismo lugar un año o dos después. Recuerde, los lentos y constantes ganan la carrera y se comprometen a aprender las lecciones valiosas en su camino.

VIVA POR SUS POSIBILIDADES

Es obvio que si sólo gana $1500 al mes pero gasta $1800, acumulará una deuda cada mes. Debe vivir según sus posibilidades y eso requiere un presupuesto cuidadoso e intencional, haciendo algunos sacrificios. En mi libro comparto varios ejemplos sobre cómo hacer recortes, ahorrar dinero y vivir bien, mientras pagamos nuestras deudas.

CREE CAMINOS DE INGRESOS

Analice otros caminos para crear ingresos. Quizá recibir un huésped, pasear perros, cuidar niños o tomar un trabajo extra hasta pagar sus deudas. La diligencia y la fidelidad son importantes. Conocí un hombre que dijo que nunca trabajaría por menos de $25 la hora. Bien, quizá necesite doblegar su orgullo y tomar lo que está a su disposición. Sea fiel y diligente. Estos atributos, cuando se desarrollan, lo ayudarán a disfrutar de una vida de éxito y fructificación.

BUSQUE CONSEJO FINANCIERO

Encuentre un amigo que tenga éxito financiero o un profesional probado que lo pueda ayudar con un consejo financiero sabio. Podrá ser capaz de consolidar algunos pagos o buscar opciones como programas especiales que lo puedan asistir.

SIEMBRE

Una de las grandes claves para vivir en una economía exitosa del Reino es sembrar sus finanzas en buena tierra. Cosechará lo que siembre (Gálatas 6:7). Si no siembra nada, no cosechará nada. Cuando siembra una semilla financiera en ministerios de integridad, cosechará recompensas del Reino agregadas al aumento de su semilla. Isaac sembró una semilla en tiempos de hambre y cosechó cien veces más, fue bendecido y tuvo muchas riquezas (Génesis 26:12-13).

ALIENTESE

No se desaliente. Se sorprenderá por la rapidez con la cual las cosas cambiarán a su alrededor si comienza a comer al elefante de la deuda un mordisco a la vez. No mire hacia atrás. Es tiempo de pararse en su futuro glorioso. ¡Jesús lo prometió!

Patricia King

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario