PARATE EN LA VICTORIA DE CRISTO

»No temas, porque no serás avergonzada. No te turbes, porque no serás humillada. Isaías 54:4

Este es un mes en donde Dios quita de tu vida la vergüenza, el miedo, el temor. Es un mes de reivindicaciones dice el Señor. Haré que tu nombre sea limpiado, y volverás a brillar. Has pasado vergüenza por hechos que te fueron ajenos, también el diablo te ha mentido con el pensamiento de duda y confusión, diciéndote “qué será de ti cuando tal o cual cosa no te salga”, o pensamientos de fracaso y derrota. Recuérdale en estos días, que él es el fracasado, y que él es el derrotado.

Nos paramos en la Victoria de Cristo. El llevó nuestra vergüenza, el llevó nuestra derrota, el llevó nuestro dolor. No tengas miedo de que se levanten contra ti, porque te he dado mas que espada, mas que lanza, mas que Jabalina, te he dado dice el Señor, mi NOMBRE que es SOBRE TODO NOMBRE, el Nombre de JESUCRISTO DE NAZARETH. Usa mi nombre, pelea en mi nombre. Levántate en mi nombre. No somos un pueblo derrotado, somos un pueblo que avanza, crece, se levanta, pelea, conquista y toma posesión de lugares celestiales y terrenales.

Este es un mes en donde Dios sana el corazón de muchas personas que están en yugos de soledad y depresión. Personas carentes de amor y de afecto son sanadas. Veo vidas restauradas emocional y espiritualmente. Personas que estaban atadas al dolor por viejas heridas, son sanadas.

Es un mes de grandes victorias en el área financiera. Se desatan bendiciones que estaban retenidas, porque hay un cambio de temporada y las puertas del cielo se han abierto. Repite: La mano de Jehová se ha abierto para bendecirnos. Muchos han tenido ventanas abiertas, pero no puertas. ¡Ahora Dios ABRE PUERTAS NUEVAS!

Veo pastores edificando, agrandando, refaccionando, proyectando grandes desafíos edilicios en este mes. Arena, Cemento, Pintura, cal, hierro, yeso. Es tiempo de edificar y avanzar en la tierra que Dios te ha dado. No preguntes como, ni de donde saldrán los recursos. Solo cree y pon manos a la obra. Yo ya he hablado y he dado la orden para que nada te falte en este tiempo de emprendimientos.

Es el deseo de Dios bendecir a sus hijos, a su pueblo, verlos prósperos y creciendo.

Gonzalo Domínguez Pacaluk

NOTA DE MAGIE

Hace unos días hablando con el Señor sobre como encontrar la solución a tantas interrogantes  de personas con corazones quebrantados que me escriben o atiendo en consejería, el Señor dijo: “Diles que vuelvan a la Cruz” esto me motivo a leer el libro de Max Lucado “El escogió los clavos” el libro relata lo que Dios hizo para ganarse tu corazón, pero lo que verdaderamente tocó mi corazón fue el capítulo en donde nos hace una pregunta: ¿QUÉ DEJARAS TU EN LA CRUZ?

¿Quieres que te sugiera algo que podrías dejar en la cruz? Puedes observar la cruz y analizarla. Puedes leer sobre ella e incluso orar por ella. Pero mientras no dejes algo allí, no habrás abrazado la cruz. Has visto lo que Jesús dejó. ¿No querrías tu dejar algo también? Porqué no comienzas con tus malos momentos. Aquellos malos hábitos déjalos en la cruz. ¿tus egoísmos y las mentiritas blancas? Entrégaselos a Dios. ¿Tus parrandas y tus intolerancias? Dios quiere que le des todo. Cada caída, cada fracaso. El quiere cada una de estas cosas. ¿por qué? Porque sabe que nosotros no podemos vivir con eso. ¿QUÉ DEJARAS TU EN LA CRUZ?

Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. Isaías 53

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario