TU PROBLEMA LE PERTENECE A DIOS Y LA ACTITUD CORRECTA TE PERTENECE A TI

Porque eres la fortaleza del pobre, del necesitado y del afligido; eres nuestro refugio contra la tormenta. Isaías 25:4

La batalla no ha terminado. Ustedes requerirán permanecer firmes y rehusarse a ser movidos de un lugar de paz y de fe. Yo estoy realmente haciendo una buena obra y moviéndolos a través de sus circunstancias hacia la solución, pero aún hay mucho trabajo por realizar. Ustedes desearían que sus problemas se hubieran terminado ya. Sin embargo, paciencia y perseverancia serán requeridas aún cuando no puedan ver la luz proverbial al final del túnel. Sean fuertes y determinados para avanzar a … Continuar leyendo