!DOMINA EN MEDIO DE TUS ENEMIGOS!

La verdadera paz no proviene de una indiferencia extrema, ni se origina por volvernos tan “espirituales” que fracasemos en ver el mundo a nuestro alrededor. Paz es el fruto de tener confianza en el amor de Dios; nace de la revelación de que, a pesar de la batalla, “mayor es el que están en nosotros que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4).  No se trata de la confianza en usted, sino de la confianza en Dios.

 EL DIOS DE PAZ APLASTARA A SATANAS 

Para sostener una lucha espiritual efectiva, debemos entender y hacer uso de la autoridad Continuar leyendo