¡MIRA, APRENDE, ESCUCHA, OBEDECE!

Pueblo mío, escucha mis enseñanzas; inclina tu oído a las palabras de mi boca. Abriré mi boca y diré proverbios; hablaré de los misterios de tiempos pasados, de cosas que ya hemos oído y que conocemos porque nuestros padres nos las contaron. No las mantendremos ocultas a nuestros hijos, sino que diremos a las generaciones futuras que el Señor es digno de alabanza por su poder y por sus hechos portentosos. Salmo 78

Yo vengo a ti con mayor intensidad y claridad de lo que has experimentado, dice el Señor. Yo vendré a ti en visiones de la noche. Yo vendré a ti en sueños. Yo vendré a ti en visiones diurnas. Yo vendré a ti cuando estés orando. Yo vendré a ti cuando estés meditando en Mi palabra. Y, voy a empezar a revelarte los misterios ocultos que se han guardado para este tiempo. Tengo algunas cosas para enseñarte y mostrarte. Prepárate, porque Mi obra está a punto de ser demostrada en ti, dice el Santísimo. ¡Mira! ¡Aprende! ¡Escucha! ¡Obedece! Porque estarás muy satisfecho con la manifestación de Mi poder que viene fluyendo en tu vida como un río recio, como un viento que sopla a través de las copas de los árboles. Busca escuchar Mi voz, porque Mi verdad te hará libre.

Mi propósito para ti no es que andes confundido en las cosas del mundo, sino que asciendas a las alturas y vivas en el Reino de la experiencia celestial. Pues el Reino mismo está ahora demandando que tú ya no vivas dentro de tus propios límites. Tú debes ahora empezar a vivir la vida Cristiana de una manera nueva y profunda, de una manera gloriosa; pensando en las cosas celestiales, y en aquellas cosas que Yo te he profetizado en lugar de ser absorbido en el trauma de tu propia vida, condenación, celos o tribulación que te traen pensamientos negativos. Así que levántate y ven más alto, dice el Señor, y deja que el viento de Mi Espíritu te mueva, y deja que la unción de Mi palabra te perfeccione, dice el Señor.”

Romanos 8-12-16 Por eso, hermanos, ya no estamos obligados a vivir de acuerdo con nuestros propios deseos. Si ustedes viven de acuerdo a esos deseos, morirán para siempre; pero si por medio del Espíritu Santo ponen fin a esos malos deseos, tendrán vida eterna.  Todos los que viven en obediencia al Espíritu de Dios, son hijos de Dios. Porque el Espíritu que Dios les ha dado no los esclaviza ni les hace tener miedo. Por el contrario, el Espíritu nos convierte en hijos de Dios y nos permite decirle a Dios: “¡Papá!” El Espíritu de Dios se une a nuestro espíritu y nos asegura que somos hijos de Dios. Y como somos sus hijos, tenemos derecho a todo lo bueno que él ha preparado para nosotros.

2 Corintios 10: 4-5 Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

Bill y Marsha Burns

NOTA DE MAGIE

Tenemos que revisar la condición de nuestra armadura y reparar cada sitio que haya sido debilitado a través de las últimas batallas que hemos librado, o de un espíritu de adormecimiento. Esto nos puede robar la fuerza. Necesitamos poner orden en nuestras oraciones, para obtener estrategias, y permitir que nuestros pasos sean ordenados por el Señor. Haciéndolo así, obtendremos la fuerza necesaria para arrebatar nuestras bendiciones en este nuevo año. El Reino de Dios sufre violencia y los violentos lo arrebatan. (Mateo 11:12)

Despierta y levántate porque es hora de tomar la iniciativa, aunque otros se detengan, y no quieran ni siquiera intentarlo, es tu tiempo para esforzarte, ser valiente, e ir hacia adelante. Tu has sido diseñado  para ponerte en pie, tomar desafíos, arriesgarte e ir a donde otros no han querido ir porque tienen temor, pero el Señor te lleva de la mano, cuida tu retaguardia y te dice “Yo te ayudo, mira la meta y aun cuando ya sientas que no tienes fuerzas, sigue rompiendo el viento, porque te he llamado a ser de los que van hacia adelante, a ser pionero, de los que van adelante marcando el paso”

 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario