UN OASIS EN TU DESIERTO

El viernes 11 de Enero por la madrugada el Señor me mostraba que estamos saliendo de este tiempo de desierto en el que estuvimos los últimos años y estamos entrando en nuestro “ELIM”

Nunca había reflexionado tanto en lo que esta palabra significa. Números 33:9 dice: Salieron de MARA y vinieron a ELIM donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí. Dios guió a Su pueblo a un maravilloso oasis donde no solamente había agua fresca, sino 70 hermosas palmeras ¡Que maravillosa provisión para el Pueblo del Pacto!

Mara significa “amargura” Los últimos años de pruebas y luchas pudieron haber dejado un sabor amargo en nuestra boca. En el 2008 el Señor dijo que los años 2009, 2010 y 2011 serían años en los cuales Él equiparía a Su pueblo para vivir en el poder de Su gobierno divino en el 2012. El Cuerpo de Cristo fue afligido en el 2009, 2010 y 2011 pues el equipamiento se lleva a cabo en la adversidad. Pero, debido al fresco bautismo que está disponible para nosotros, empezaremos a regocijarnos en nuestras victorias por sobre la adversidad.

Este es el tiempo en que nuestra boca se llena de risas y nuestros labios de alabanza porque estamos entrando a ELIM un oasis, un lugar de bendición, de reposo, donde las necesidades son satisfechas, y donde podremos descansar y retomar fuerzas. Sin embargo, de Mara a Elim hay dos puentes que cruzar: la fe y la obediencia, es de esa manera que podremos tomar posesión de esta tierra de bendición.

Es interesante observar que en Elim había 12 fuentes de agua y 70 palmeras: Una fuente para cada tribu y una palmera para cada anciano o principal del pueblo. (Génesis 46:27)

El numero 12 ha sido siempre el número del gobierno de Dios; esto ha sido establecido en la escritura y por modelo divino. Este número es usado en la Biblia, 22 de ellas en el libro de Apocalipsis. Doce indica la perfección de gobierno, poder y autoridad, también servicio, potestad y protección: una característica de un sistema perfecto de gobierno.

En la Biblia el número 70 representa a las naciones (universalidad) y el perfecto orden o administración espiritual y material, pero también restauración y bienestar (Números11:16-17, 24-29- Lucas 10:1) Hemos entrado a un nuevo tiempo en el Reino en el que el Señor está restaurando a Su pueblo conforme a Su Palabra y al diseño que Él ha dejado en ella. El número 70 está representado en el alfabeto hebreo con la letra Ayin, cuyo símbolo es un ojo, y cuyo significado es visión, la capacidad de ver. Por lo tanto, este año Dios seguirá preparando a Su pueblo, a Su Iglesia, para adquirir la Visión profética correcta, para poder ejecutar correctamente la misión que Él nos ha dejado.

Dios nos está hablando del remanente de los últimos tiempos que está creciendo y se está levantando. En otras palabras, está floreciendo, está reverdecido para un tiempo como éste, para dar fruto en este mundo y marcar la diferencia. Cada una de las promesas que Dios nos ha dado a través de Su palabra, de palabras proféticas, de sueños, se van a cumplir. Quizás pienses que Dios se ha demorado, sin embargo Dios nunca llega tarde, siempre llega en el tiempo perfecto. Los pastos están reverdeciendo, y todo está floreciendo para que podamos llevar mucho fruto.

El Señor dice:

Por favor escucha cuidadosamente y guarda en tu corazón lo que Yo te diré ahora. Tú te encuentras en un tiempo de extrema importancia en el cual Yo impartiré sabiduría la cual establecerá tu camino y tu dirección. Yo le hablo a muchos que se sienten sin un propósito y perdidos.  Debes abandonar todo aquello que te hace flaquear, y prepararte a avanzar con una nueva perspectiva. Deja que Yo te guie a salir del valle de lágrimas hacia el  lugar de extremo gozo, dice el Señor. (Marsha Burns)

Salmos 84:5-7 ¡Cuán felices son los que hallan fuerzas en ti, los que ponen su corazón en tus caminos! Cuando cruzan por el valle de las lágrimas, cambian su aridez en un manantial al llenar la lluvia los estanques. Van de victoria en victoria, hasta llegar a verte, oh Dios, en Sión.

Hebreos 12:14-15 Procuren vivir en paz con todos, y en santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Tengan cuidado. No vayan a perderse la gracia de Dios; no dejen brotar ninguna raíz de amargura, pues podría estorbarles y hacer que muchos se contaminen con ella.

Deuteronomio 8: 1-10 »Asegúrense de poner por obra todos los mandamientos que hoy les ordeno cumplir, para que vivan y sean multiplicados, y entren y posean la tierra que, bajo juramento, el Señor prometió dar a sus padres. Te acordarás de todo el camino en el desierto, por donde el Señor tu Dios te ha traído estos cuarenta años para afligirte y ponerte a prueba, y para saber lo que había en tu corazón, y si habrías de cumplir o no con sus mandamientos. El Señor te afligió, y te hizo sentir hambre, pero te sustentó con maná, comida que ni tú ni tus padres habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino que vive de todo lo que sale de la boca del Señor. En estos cuarenta años la ropa que llevabas puesta nunca se envejeció, ni se te han hinchado los pies. Reconoce en tu corazón que el Señor tu Dios te castiga del mismo modo que un hombre castiga a su hijo. Así que cumple con los mandamientos del Señor tu Dios, y ve por sus caminos, y témele. El Señor tu Dios te introduce en una buena tierra. Es una tierra de arroyos y aguas, de fuentes y de manantiales que brotan en vegas y montes; es tierra de trigo y de cebada; de vides, higueras y granados; es tierra de olivos, de aceite y de miel; es tierra donde nunca comerás el pan con escasez, ni nada en ella te faltará; es tierra cuyas piedras son de hierro, y de cuyos montes extraerás cobre. Y comerás y quedarás satisfecho, y bendecirás al Señor tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario