TU ERES MI DIOS, EN TU MANO ESTAN MIS TIEMPOS

Yo escucho al Señor decir: Muchos de ustedes ha pasado por duras batallas. Aunque las tormentas se enfurecieron alrededor de ustedes, no los tocaron porque Yo los cubrí y los protegí. Los escondí en el hueco de Mi mano y no permití que ningún daño se acercara a ustedes.  Yo tengo ángeles acampando alrededor de ustedes y sus seres queridos, y no voy a dejar que ni un solo cabello de su cabeza sea tocado, porque Yo los amo con amor eterno. (Salmo 91)

Lo que el Señor me está mostrando: Veo una visión de una persona conduciendo un automóvil, y lo veo pasar de una velocidad a otra, conforme cambia de velocidad, el carro comienza a acelerar y ganar velocidad rápidamente, y en el instante, el auto desaparece en la carretera y en el horizonte.

Yo escucho al Señor decir: Un cambio está a punto de ocurrir y las cosas serán aceleradas. Comenzaré a ordenar tus días y tus pasos de una manera completamente nueva. Es mucho lo que necesita ser completado. Dame tu tiempo, tu horario, tu apetito, tus necesidades, tus deseos, y Yo tomaré todas estas cosas que se salieron del camino y todas aquellas áreas que se descarrilaron, y haré que funcionen de una manera muy cómoda, ordenada, eficiente, y productiva. Hay muchos sueños que tienes dentro, pero esos sueños nunca se podrán lograr si no me haces a Mi Señor de tu tiempo.

Hubo temporadas en las cuales has sido extremadamente productivo con tu tiempo, y ha habido temporadas en las cuales has estado muy distraído. Es tiempo de volver a la pista. Todas las cosas fluirán del tiempo que pasas Conmigo. Si tan solo me pones a Mi al comienzo de cada día, Yo dirigiré tus días y ordenaré tus pasos. Yo te ayudaré a lograr las cosas que tienen que ser completadas. Realmente estarás sorprendido de todas las cosas que juntos lograremos conforme tu me haces Señor de tu tiempo, y estarás asombrado de la cosecha que vendrá como resultado.

Salmo 119:133 Ordena mis pasos con tu palabra y ninguna maldad se enseñoree de mí.

Mateo 6:33 Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Becky Porter

Salmo 31:14-15 Mas yo en ti, Jehová, confío; digo: «¡Tú eres mi Dios. En tu mano están mis tiempos!»

Charles Spurgeon dijo: Que nuestros tiempos estén en la mano de Dios ha de significar, no solamente que están a la disposición de Dios, sino que están ordenados por la más eminente sabiduría. La mano de Dios nunca yerra; y si nuestros tiempos están en Su mano, esos tiempos están ordenados rectamente.

Amados, Dios está cerca de Su pueblo con todos Sus atributos; Su sabiduría, Su poder, Su fidelidad, Su inmutabilidad; y todos ellos están bajo juramento de obrar para el bien de quienes ponen su confianza en Él. “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Sí, Dios considera nuestros tiempos, y piensa en ellos; planea con Su corazón y Su alma hacernos bien. Esa mente augusta, de la que brotan todas las cosas, se inclina a nosotros; y esas alas eternas, que cubren el universo, se ciernen sobre nosotros y sobre nuestra casa, y nuestras diarias necesidades y aflicciones.

Nuestro Dios no se sienta como un espectador distraído de nuestros pesares, tolerando que seamos arrastrados como objetos sin dueño por las aguas de las circunstancias, sino que se ocupa activamente y en todo momento de la defensa y perfeccionamiento de Sus hijos. Nos guía para conducirnos al hogar, al lugar donde Su rebaño reposará para siempre.

La mano de Dios asegura el éxito a todo lo largo del trayecto. En aquel día cuando veamos el tapiz que registra nuestras vidas, veremos allí todas las escenas con un ojo sorprendido; veremos cuánta sabiduría, cuánto amor, cuánta ternura, cuánto cuidado fueron prodigados sobre ellas. Una vez que un asunto está en la mano de Dios, nunca es abandonado ni olvidado, sino que es completado hasta el fin. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario