RECIBE NUEVAS FUERZAS Y AVANZA CONFIANDO EN MI

Pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan. Isaías 40:31

La parte más difícil de cualquier parto son los momentos justo antes de dar a luz al bebé. La madre está agotada hasta más allá de lo que incluso pueda aguantar… no puede soportarlo más. Ha empujado y empujado y ha agotado todas sus fuerzas. Quiere gritar: ¡No puedo hacer esto… no puedo!” PERO debe hacerlo. Este es el momento en que empuja con más fuerzas y se esfuerza más. Está gritando: “No puedo” y todos a su alrededor gritan: “¡PUJA!” Entonces, desde el fondo de su ser, ¡surgen las fuerzas! Ahora tiene firmeza donde antes parecía morar la desesperación. Ahora clama desde el fondo de su corazón: “Puedo” y “¡Lo haré!”

El Señor dice:

Amados, no importa cuan sombría y sin esperanza miren su situación, o cuan lejana la victoria pueda parecer, los estoy llamando a levantarse y vencer. Si ustedes creen en Mi Palabra y permanecen firmes en la fe, la verdad la justicia prevalecerán. No miren a la derecha o hacia la izquierda o hacia el futuro, mantengan la visión y el enfoque para hacer lo que se requiere en este momento donde se encuentran. Pídanme sabiduría, y Yo se las daré sin reservas, dice el Señor. ¿Ustedes pueden ver que aunque pensaron que estaban detenidos, en realidad están avanzando? Incluso los pequeños pasos son buenos pasos en su progreso. Reconozcan de donde viene su ayuda y alábenme por su avance. Así, ustedes no obtendrán el crédito por sus bendiciones, dice el Señor. Yo soy el Señor tu Dios, de quien fluyen todas las bendiciones.

Santiago 1:5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.

1 Pedro 5:7 Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.

Estamos al borde de un cambio y tal vez esté cansado de creer, pero sólo usted puede atravesar el presente hasta su milagro. Solamente usted puede dar a luz a su destino. Sólo usted puede luchar hasta el cumplimiento de su sueño. Dios le dará Sus fuerzas y Su sabiduría cuando no tenga usted fuerzas propias. Cuando le falten, Él le sostendrá porque El Señor da fuerzas al cansado, y aumenta el vigor del que desfallece.  (Isaías 40:29).

Aguarde en fe a lo largo de cada día como una mujer que espera para dar a luz. Dios no nos trae al momento del parto sólo para detener todo el proceso. No le trajo hasta aquí para dejarle ahora. ¡No se olvidará de usted! ¡Ocurrirá! Y recordemos que el que comenzó en nosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. (Filipenses 1:6).

“Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19

Si Él lo ha prometido, ¡lo hará! Repita conmigo: Dios hará lo que ha prometido. Él no me ha olvidado ya que siempre está pensando en mí. Dios está esperando para cumplir Su Palabra a través de mí. ¡Ocurrirá! ¡Podría ser hoy! Dios no puede mentir y tampoco cambiará de idea. Elijo creer lo que Dios me ha dicho y no las mentiras del temor y la duda en el nombre de Jesús.

 Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario