CON SU MUERTE NOS DIO VIDA

Si tan sólo mi pueblo comprendiera la profundidad de mi amor. Si tan sólo mi pueblo pudiera atrapar la profundidad de mi amor. En este conocimiento se quebrantan el temor, la duda, el abandono y el rechazo, soltándose el propósito, el destino, las asignaciones y las comisiones. Cuando atrapan la profundidad de mi amor, pueden entender Quien soy y quien no soy

Cuando comprendan Quién soy reconocerán quién es el diablo. No vine para condenar. Vine para salvar, sanar, liberar, restablecer y realinear para llevar a los hombres hacia el corazón del Padre, estableciéndolos en mi propio corazón. ¿No dije que ustedes estaban en mí? Están sentados en lugares celestiales en Cristo Jesús. Cuando establezcan su fe, sus corazones y sus voluntades en Mis manos, comprenderán qué significa creer y estar en lugares celestiales con Cristo. Ahora comprendan la posición y la autoridad que les entregué para gobernar y reinar con Cristo: Esta es la hora de la autoridad.

Mi Reino ha llegado. Ustedes son mi pueblo. El pueblo de mi Reino y no de otro. Los llamé para ser mi pueblo. ¿No dije en mi Palabra que buscaran primeramente mi Reino y mi Justicia y todas las demás cosas se añadirán? Aléjense de su propia justicia y clamen por la Mía. Clamen para ser justos con mi Padre.

No permitan que el enemigo les robe la posición donde los establecí por mi muerte y resurrección. Aprendan a morar en mi presencia. Mi presencia los hará morar y luego los llevará a buscar los negocios del Padre, así como hice Yo, dice el Señor su Dios.

Colosenses 2:13-15 Antes ustedes estaban espiritualmente muertos debido a sus pecados y al no tener la circuncisión en su cuerpo. Sin embargo junto con Cristo Dios les dio la vida porque nos perdonó generosamente todos los pecados. Teníamos una deuda porque no cumplimos las leyes de Dios. La cuenta de cobro tenía todos los cargos contra nosotros, pero Dios nos perdonó la deuda y clavó la cuenta en la cruz. Él venció a todos los poderes y fuerzas espirituales a través de la cruz, desarmándolos y obligándolos a desfilar derrotados ante el mundo.

Efesios 2:4-7 Pero Dios es tan misericordioso y nos amó con un amor tan grande, que nos dio vida juntamente con Cristo cuando todavía estábamos muertos a causa de nuestros pecados. Por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación. Y en unión con Cristo Jesús nos resucitó, y nos hizo sentar con él en el cielo. Hizo esto para demostrar en los tiempos futuros su generosidad y su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

La Palabra de Dios es clara en mencionar que Jesús vino para darnos vida en abundancia. Valoremos cada día ese sacrificio tan grande que Jesús hizo por amor a nosotros, retribuyámoslo a través de una vida que busque a cada momento agradar a Dios y con ello hacer de ese sacrificio un tesoro valioso.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario