RECIBE LA LLUVIA TEMPRANA Y TARDIA

»Si ustedes obedecen con todo cuidado los mandamientos que hoy les mando cumplir, y si aman al Señor su Dios y le sirven con todo su corazón y con toda su alma, yo enviaré a su tierra la lluvia a su tiempo, tanto la lluvia temprana como la tardía, y ustedes cosecharán su grano, su vino y su aceite. Haré también que en tus campos crezca hierba para tus ganados, y comerás y quedarás satisfecho. Tengan cuidado de que su corazón no se envanezca, y ustedes se aparten y sirvan a dioses ajenos, y se inclinen ante ellos, porque el furor del Señor se encenderá contra ustedes, y cerrará los cielos para que no llueva, y la tierra no dará su fruto, y pronto ustedes desparecerán de la buena tierra que el Señor les da. Deuteronomio 11:13-17

¿Han escuchado y saben que es verdadero que este es el tiempo de la lluvia, hijos míos? Porque, si observan las señales que se presentan en lo natural, sabrán que ha nacido un nuevo tiempo. Y, cada temporada que venga debe avanzar en el poder de lo que Yo estoy haciendo. La lluvia esta viniendo para regar las semillas que ustedes han sembrado aún el día de hoy; las semillas que se convertirán en su cosecha del futuro. Aquellas cosas que les pertenecen pueden ser puestas en buena tierra este día, dice el Señor, si ustedes lo creen y obedecen. Así que, tomen su bolsa de semillas y siembren generosamente.

Sean flexibles. Yo comenzaré a reestructurarlos en muchas áreas de su vida, para realzar los aspectos espirituales de su existencia. Ustedes estarán complacidos con los resultados, pero solamente si se rinden completamente en obediencia a este proceso. Ustedes estarán tentados a arrastrar los pies en respuesta al cambio, pero las cosas irán mucho mejor si abrazan este viento fresco de Mi Espíritu con todo su corazón, dice el Señor. (Bill y Marsha Burns)

Juan 3:8 El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu.

Ezequiel 34:26-27 Pondré mi bendición en ellas y en los alrededores de mi colina, y haré que llueva cuando deba llover, y esa lluvia será de bendición. La tierra y los árboles del campo darán su fruto, y mis ovejas vivirán seguras sobre su tierra. Cuando yo rompa las coyundas de su yugo, y las libre de las manos de sus opresores, sabrán que yo soy el Señor.

Gracias Señor, por el privilegio de poder presentarnos con gran determinación y confianza ante Tu presencia y contemplarte. ¡Contemplamos la luz del rostro del Rey, la luz que libera vida y una nube de favor que desata la lluvia temprana y tardía! Gracias Señor, en el poderoso Nombre de Jesús, Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario