Aprovechando bien el tiempo

Por tanto, ¡cuidado con su manera de vivir! No vivan ya como necios, sino como sabios. Aprovechen bien el tiempo, porque los días son malos. No sean, pues, insensatos; procuren entender cuál es la voluntad del Señor. Efesios 5:15-17

Esta semana el Señor ha puesto muy fuerte en mi corazón de aprovechar al máximo el tiempo. Leía algo muy interesante en la definición del tiempo que decía: “El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”  Si hemos perdido el tiempo hasta hoy, es tiempo de redoblar nuestra diligencia  para lograr ver lo que Dios tiene para nuestro futuro. La palabra profética de Ministerios Elías para el año 2013 que compartí en Enero nos mencionaba precisamente eso.

“Este será un año para estar enfocados, concentrados, atentos en caminar en el llamado que he  hecho sobre tu vida,  la búsqueda de Mi presencia te dará estrategias maravillosas del Reino, no te salgas de Mi propósito, no abandones el llamado, no dejes enfriar la pasión para cumplir con tu asignación, camina con inteligencia, estas entrando a un nuevo año, hay un nuevo nivel de autoridad que te ha sido dado, levántate, muévete, esfuérzate, se diligente, date cuenta que los días son malos, por lo tanto, aprovecha bien el tiempo, declara el Señor”

Otra versión traduce Efesios 5:16 «redimiendo el tiempo», comprando el tiempo, aprovechando aún más el tiempo, porque los días son malos. Estamos viviendo días muy difíciles. Y si aún no los estamos viviendo, van a llegar esos días difíciles; y necesitamos mirar al Señor, para animarnos y para fortalecernos.

Es por esta razón que durante mucho tiempo Dios ha estado exhortándonos a salir de la zona de comodidad, a deshacernos del letargo espiritual, de las distracciones que nos roban el tiempo para orar y leer la Biblia.  El enemigo usará también la condenación, el afán, la falta de concentración, las distracciones con las prioridades del tiempo y las inseguridades. Debemos aprender a luchar con todas estas cosas.

Hebreos 6:12 “No queremos que se vuelvan perezosos, sino que sigan el ejemplo de quienes por medio de la fe y la constancia están recibiendo la herencia que Dios les ha prometido”.

Recordemos hoy lo que dice Romanos 10:17 Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo. Del otro lado de tu fe y tu obediencia están tu victoria y tu milagro. Si realmente queremos que Cristo “brille” sobre nosotros, debemos prevenirnos de las distracciones que nos sepultan en letargo y oscuridad espiritual.

El Señor dice: “No pierdan el tiempo en ningún ejercicio religioso. Aprovechen cada momento disponible para buscar Mi rostro, oír Mi voz, y obedecer Mi orden. Siembren la semilla de un deseo espiritual y déjense llevar completa e instantáneamente por Mi Espíritu. Demuestren el Reino. Hagan su trabajo con excelencia y confianza. ¡No serán defraudados, dice el Señor Todopoderoso!”

Salmo 90:12 ¡Enséñanos a contar bien nuestros días, para que en el corazón acumulemos sabiduría!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario