¿Necesitas la Paz de Dios?

Pero les ruego, hermanos, que se cuiden de los que causan divisiones y tropiezos en contra de la enseñanza que ustedes han recibido, y que se aparten de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a su propio vientre, y con palabras suaves y lisonjeras engañan al corazón de los ingenuos. La obediencia de ustedes ha llegado a ser bien conocida por todos, lo que me llena de alegría por ustedes; pero quiero que sean sabios para el bien, e ingenuos para el mal. Muy pronto el Dios de paz aplastará a Satanás bajo los pies de ustedes. Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con ustedes. Romanos 16:17-20

Cuando leía la palabra profética de Marsha Burns este pasaje de Romanos 16 vino a mi corazón ya  que es una advertencia para que no hagamos amistad con la maldad, porque la maldad perderá. Y es una exhortación para permanecer vigilantes contra las falsas enseñanzas porque la fuente de ese error un día será destruida. Pero lo más importante es que menciona una gran verdad que debemos atesorar y poner por obra: “Muy pronto el Dios de paz aplastará a Satanás bajo los pies de ustedes. Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con ustedes” La gracia llega cada día para ayudarnos a enfrentar las batallas, es nueva cada mañana porque grande es su fidelidad.

El Señor dice:

Se cuidadoso y guárdate de todos aquellos que hacen todo su esfuerzo por hacerte caer en sus respuestas emocionales hacia la vida y las circunstancias. Establece bien los límites y rehúsate a permitir que alguien explote tu mejor naturaleza. Batalla por mantenerte en el dulce lugar de Mi Espíritu, pues es allí donde la verdadera vida, amor y libertad existen dice el Señor. Vive en la paz que da la unidad Conmigo y con otros.

Sé fuerte y mantente enfocado en las cosas que actualmente tienen valor eterno. No te distraigas de morar en Mi presencia, dice el Señor. Mantente presente Conmigo. Entonces, todo lo demás será atendido al tiempo que tú te mueves en el poder de Mi Espíritu. Pon primero las primeras cosas de cada momento. Aliméntate de las cosas que tienen sustancia espiritual.

El Pastor Francis Frangipane escribió: Mantener la paz durante la lucha es dar un golpe mortífero y aplastante a la opresión y al temor.  Nuestra victoria nunca proviene de nuestras emociones o intelecto. Nuestra victoria viene cuando nos negamos a juzgar según lo que nuestros ojos ven o nuestros oídos escuchan y en confiar que todo lo que Dios nos ha prometido, sucederá. Nunca conoceremos la victoria de Cristo en su plenitud, si no hasta que dejemos de reaccionar como seres humanos a nuestras circunstancias.  Cuando realmente tenemos autoridad sobre algo, podemos mirarlo sin preocupación, temor o intimidación. Su paz es la prueba de su victoria. El arsenal de Satanás está compuesto por miedo, pena, duda, autocompasión, etc. Cada una de esas armas nos roba la paz y nos deja interiormente turbados.  ¿Queremos discernir donde viene el enemigo contra nosotros? En la esfera de nuestras relaciones, dondequiera que no tengamos paz, tenemos guerra. Por el contrario, dondequiera que haya victoria, tenemos paz. Cuando Satanás nos arroja sus dardos de fuego, cuanto más paz tengamos durante la adversidad, más verdaderamente caminaremos en la victoria de Cristo.

Solamente la paz de Dios domara nuestras reacciones carnales en la batalla. La fuente de la paz de Dios es Dios Mismo.

Juan 14:27 »La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.

Colosenses 3:15 Que en el corazón de ustedes gobierne la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario