Yo deseo que seas prosperado

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente. 3 Juan 1:2

Tú estás entrando a un nuevo dominio espiritual. Este día, Yo te digo, que la obra que Yo he empezado en ti será manifestada en una mayor dimensión de Mi gloria y de Mi poder. En esa plenitud vendrá una mayor victoria, sanidad y gozo como nunca lo has experimentado. Yo estaré en todas tus circunstancias, así que no vivas con ansiedad, sino levántate en un espíritu de valentía y clama el nombre de Dios, y Yo pondré Mi Reino en ti.  Todos aquellos que caminen delante de Mi en obediencia ciertamente verán la manifestación de multiplicidad de bendiciones. Cree y recibe Mi palabra, dice el Señor.”

Amado es Mi deseo que tu empieces a prosperar en Mi reino. Los días de pasarla medio bien han terminado, pero tú debes presionar para llegar a ese lugar de relación íntima Conmigo para prosperar espiritualmente. Y, tú debes prosperar espiritualmente antes de que puedas verdaderamente prosperar en todas las otras áreas de tu vida, dice el Señor. (Bill y Marsha Burns)

Que Dios nos de ojos para ver lo que es más importante. El deseo de Dios es que prosperemos en cada área de nuestra vida, eso involucra nuestra vida espiritual, emocional y material. Proverbios 3:16 dice: Con la mano derecha ofrece larga vida; con la izquierda, honor y riquezas. Sin embargo, tu prioridad no debe ser la prosperidad material sino tu entrega y obediencia a Dios y Su palabra. Él quiere que maduremos y superemos nuestra necedad carnal para que nuestra prosperidad nos traiga bendición y no perjuicio.

Dios se deleita en quienes buscan primero Su Reino y a estos colma de bendiciones y añadiduras ya que son quienes pueden administrar la prosperidad material sin que ésta contamine su corazón.

Mateo 6:33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

OREMOS:

Este día declaro con toda confianza que Jehová es mi Pastor y nada me faltará. Ahora soy un hijo de Dios, heredero de Dios y coheredero con Cristo.  Doy gracias al Padre que me hizo apto para participar de la herencia de los santos en luz. Estoy bendecido con toda bendición en Cristo en lugares celestiales.  Yo hago prosperar mi camino, y todo me sale bien porque medito en la Palabra de Dios noche y día.  Todo lo que yo hago prospera, y soy como un árbol plantado junto a corrientes  de aguas.  Cristo me redimió de la maldición de la ley, Cristo me redimió de la muerte espiritual, Cristo me redimió  de la enfermedad, y Cristo me redimió  de la pobreza. Yo soy la simiente de Abraham, sigo las pisadas de la fe de Abraham, y soy heredero de Abraham según la promesa. Yo conozco la gracia de mi Señor Jesucristo, que por amor a mí se hizo pobre, siendo rico, para que yo con su pobreza fuese enriquecido.  Yo temo a Jehová y me deleito en su Palabra  en gran manera, y por eso bienes y riquezas hay en mi casa.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario