Yo soy tu lugar de seguridad y estabilidad

El Señor, el Dios Santo de Israel, dice: «Vuelvan, quédense tranquilos y estarán a salvo. En la tranquilidad y la confianza estará su fuerza.» Isaías 30:15

La confianza es un estado interno que se compone de percibir un riesgo, experimentar temor y sobrellevar el temor para tomar acción. Algunas veces el Señor nos dice que nos quedemos quietos cuando la emergencia llega. Quedarse quieto cuando los vientos soplan fuerte y todo alrededor parece derrumbarse, exige una gran cantidad de fortaleza. La emergencia nos lleva a preguntarle a Dios, ¿Que quieres que haga Señor? ¿Cual es el camino correcto a tomar? y estas preguntas no se pueden hacer mientras corremos, pero si cuando nos sentamos y descasamos en El. No es sentarse y ser indiferente e ignorar la emergencia, es sentarse pidiendo la orientación de aquel que todo lo puede.

Yo te ordeno que entres en Mi reposo y que te muevas hacia una unción de relajación. Tú serás tentado a correr y adelantarte a Mí o salirte de la corriente del Espíritu por la osadía, pero te irá bien si permaneces en tu realidad espiritual y no te proyectas sobre una fantasía hacia el futuro. Tú debes vivir el momento y permanecer en el presente Conmigo, dice el Señor. Yo soy tu lugar de seguridad y estabilidad aquí y ahora. (Marsha Burns)

Mateo 6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Estaba recordando la caminata de Nik Wallenda a través del Gran Cañón. Yo lo miraba y sentí temor por él. No había una red de seguridad. El dijo: “Un par de veces tuve que inclinarme para guardar el equilibrio porque los vientos eran tan fuertes en ese momento. Cuando me inclinaba me daba temor y sentía deseos de llorar por mi madre. Entonces recordé que mi padre me decía hace años: “Hijo, recuerda, es un paso a la vez. Solamente un paso a la vez” “Nik dijo: Me levanté y di ese paso, luego otro y luego otro hasta que crucé e hice mi sueño realidad.

En el Espíritu vi a muchas personas como si estuvieran caminando sobre una cuerda floja sobre el Gran Cañón de sus vidas en situaciones desesperadas. Vi los fuertes vientos de la adversidad soplando sobre ellos. Este es un momento para inclinarse para mantener el equilibrio y arrodillarse a orar. Y recuerden, Su Padre Celestial está diciendo: “UN PASO A LA VEZ, SOLAMENTE UN PASO A LA VEZ” (Bill Yount)

Hebreos 10:35-39 No pierdan, pues, su confianza, porque ella les traerá una gran recompensa. Ustedes necesitan tener fortaleza en el sufrimiento, para hacer la voluntad de Dios y recibir así lo que él ha prometido. Pues la Escritura dice: «Pronto, muy pronto, vendrá el que tiene que venir. No tardará. Mi justo por la fe vivirá; pero si se vuelve atrás, no estaré contento de él.» Y nosotros no somos de los que se vuelven atrás y van a su condenación, sino de los que alcanzan la salvación porque tienen fe.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario