Toma tu lecho y anda

Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Juan 5:8-9

El Pastor Francis Frangipane escribió en uno de sus artículos estas frases a través de las cuales Dios habló a mi corazón: “Algunos de nosotros nos sentimos derrotados, otros, cansados y debilitados por la creciente oscuridad en el mundo. Y es precisamente en esta situación en la cual la depresión podría atrapar nuestras almas que se nos manda levantarnos. Arrojar de nosotros la opresión no es precisamente un acto de fe; es un acto de obediencia. Es tiempo de cancelar los planes de ser infelices. ¡Mediante la sangre de Cristo rompemos el pacto con la muerte y las tinieblas y obedecemos la voz de nuestro destino! :« ¡Levántate! ¡Resplandece! ¡Sacúdete la depresión en la que te mantienen las circunstancias! ¡Estás en el umbral de la gloria de Dios!»

Ha llegado del tiempo de tu visitación, el tiempo de desatar los milagros en tu vida, el tiempo de un nuevo comienzo. Después de tanto tiempo creíste que ya no había oportunidades para ti, creíste que las puertas estaban eternamente cerradas y que no verías realizado el milagro que te prometí. Hoy quiero anunciarte que el tiempo del milagro llegó, así que levántate y camina, deja ese piso viejo y sucio en el que has estado postrado por tantos años y levántate. Toma tu lecho y anda, toma tú lecho, pues debes dar testimonio que eres sano, que eres libre, que te levantaste; también tómalo porque nadie mas debe usarlo, ya no será mas ni para ti, ni para nadie mas, la señal de postración. (Ministerios Elías)

Yo escucho al Señor decir: Levántate, resplandece porque ha llegado tu luz. Levántate de la postración en que las circunstancias te han hecho esperar y elévate a una nueva vida en Mi.  Ya no mires hacia atrás las cosas de tu pasado, ya no creas las mentiras que te han descalificado, porque son una trampa y un engaño del enemigo que las ha enviado para impedir que sigas adelante Conmigo. Todo lo que necesitas es un ingrediente Mío que cambiará todo en tu vida y es MI SANGRE. La otra en cruz fue una obra terminada y no hay nada más que añadirle o hacerle. Mi sangre ha cubierto tus pecados y tu maldad, y es MI SANGRE LA QUE TE CALIFICA.

Tan pronto como te arrepentiste y pediste perdón por tus pecados, Yo te perdoné y eche tus pecados tan lejos como está el oriente del occidente y nunca más me acordaré de tus pecados. Mi sangre ha limpiado toda mancha y ha roto todas las cadenas y grilletes que una vez te tuvieron cautivo. Ponte de pie y comienza a caminar en la libertad que Yo te he dado porque a quien el Hijo liberta es completamente libre, y Mi amado, Tu fuiste hecho libre.

¡Levántate, toma tu lecho y anda! Me encontrarás al dar el paso de fe. A dar los primeros pasos tus piernas se sentirán débiles e inestables, pero si no temes dar el primer paso, te sorprenderás de lo que serás capaz de lograr a través de Mi. Correrás y no te fatigarás, caminaras y no te cansaras. Yo te he llamado a hacer cosas grandes para Mi. No retrocedas ante ese llamado a tu vida y nunca creas que este llamado es demasiado grande y más allá de tus capacidades, ya que la grandeza está dentro de ti, en tu interior y tu puedes hacer todas las cosas a través de Mi. Nunca lo olvides

Isaías 6:1-2 »¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! Mira, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos. Pero la aurora del Señor brillará sobre ti;¡sobre ti se manifestará su gloria!

¡El Señor quiere que te levantes de ese lecho! ¡Él te dará todo el poder que necesitas para vencer y caminar en completa liberación!

OREMOS: Padre Nuestro que estás en los Cielos en este momento vengo a ti a aferrarme de tu palabra; yo me levanto del lugar en donde me había quedado postrado porque Tu me has llamado a resplandecer; te doy gracias porque Tu Luz ha venido a mí y tu Gloria reposa dentro de mí. Hoy me levanto con valentía y coraje, con el poder de Tu Reino para decirle al enemigo ¡Basta ya!, me levanto en el nombre de Jesús de la postración en que me has sometido por tanto tiempo; hoy tomo mi lugar y decido avanzar hacia mi destino eterno” en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario