La victoria se está acercando…¿Puedes verla?

«¡Ahora vas a oír la palabra del Señor! Yo vi al Señor en su trono, rodeado de todos los ejércitos del cielo…1 Reyes 22:19

Hace unos días una de mis hijas se despertó con una palabra que el Señor le dio a través de un sueño. El Señor le daba instrucciones claras de que había batalla, pero debíamos unirnos como familia y orar el Salmo 91. No hemos dejado de hacerlo declarando que sus ángeles mandará acerca de nosotros y nos guardarán en todos nuestros caminos. Esta palabra viene a confirmar una vez más el cuidado de Dios para Sus hijos.

La victoria se está acercando mientras duermes plácidamente… ¿Ya olvidaste que mi nombre es Señor de los Ejércitos?”

El Señor de los Ejércitos le entregó esta palabra reveladora a John A. Kilpatrick el 28 de Septiembre de 2013 a las 2:22 am: Mis ángeles están cabalgando sobre los circuitos de los cielos. Están ejecutando mis órdenes. ¿Te olvidaste que son poderosos? No ceden, ¡prevalecen! Recuerda que están involucrados en conflictos como resultado de la salvación que compré para ti. Es una salvación completa y perfecta. No temas ni permitas que tu corazón se atribule, porque aún ahora mientras duermes están defendiendo tus intereses y tus asuntos.

¿Olvidaste que mi Nombre es Señor de los Ejércitos? Entregué la palabra y es de liberación. ¡Prevalecerás! Cada estrategia de las tinieblas quedará expuesta y cada enemigo de las tinieblas caerá ante la espada del Señor de los Ejércitos. Mi Reino es seguro. Mi voluntad está determinada. Mi Nombre es tu garantía.

No tengas una mentalidad dividida y no dudes de esta palabra de confirmación. En estos días el corazón de los hombres los traicionará mientras ven venir sobre la Tierra las cosas que revelé que ocurrirían cuando caminé entre los ellos. Sin embargo, ¿no les advertí que no permitieran que su fe desfalleciera? Levanta tu cabeza, porque tu redención (tu victoria) está cerca. La victoria se está acercando hacia ti, aún mientras duermes plácidamente. ¿Puedes verla acercándose? Te vuelvo a preguntar, ¿puedes verla acercándose?.

Fija tus ojos en mi Ejército vencedor. Es mi provisión para mi pueblo, para mis herederos. ¡No estás solo! Te dije que no eran pocos sino muchos los que están cabalgando por los circuitos de los cielos. Tu salvación está asegurada, porque fue comprada por un precio. La batalla no es tuya, es del Señor. Observa la salvación del Señor. Descansa y regocíjate en ella. Estás a las puertas de la mayor y más notable de las victorias.

En estos días debes aprender a alabar a Dios. Debes disciplinar tus labios para soltar las alabanzas por las nuevas obras que Él está realizando. Debes dejar atrás las alabanzas comunes que usaste en el pasado porque este es un nuevo día. El Señor está soltando cosas nuevas, hazañas que no viste o experimentaste antes. Es un día de aperturas largamente esperadas que están ganando los ejércitos del Cielo.

 Ajusta tu alabanza a esta realidad. Entrena tus labios para comenzar a expresar las profundidades de tu adoración. Sé creativo. Nuevas expresiones del alma traerán nuevas profundidades de gloria que no conociste antes. Estos no son días para que tu corazón desfallezca, son días como los del profeta Elías. Guarda tu corazón. Despierta tu corazón. Aquieta tu espíritu y descansa en el Señor tu Dios, porque tu salvación está más cerca de lo que supones”.

¡MIRA!

Recibí esta palabra el 28 de Septiembre de 2013 a las 2:22 am y terminé de escribirla a las 3:10 am en punto. Mientras regresaba a la cama para tratar de volver a dormir, era evidente que el Señor aún no había terminado. En conclusión, me entregó estas palabras poderosas que agitaron mi alma: “Mi pueblo conoce muy poco acerca de mis carros y no comprenden a los que los conducen. Mi pueblo aún no comprendió qué significa que todo el poder y la autoridad estén en mis manos”. Aún ahora, los cielos están declarando mi gloria y revelando mi gran poder. Mira los cielos y comprende que mi gran poder sacudirá los cielos y todos conocerán que soy el Dios del Cielo y la Tierra. Mis ejércitos están cabalgando en sus carros y están prevaleciendo. Sacudirán los cielos y la tierra que está por debajo. Tu redención se está acercando rápidamente. Asegúrate de estar acercándote a tu redención. Mi palabra para ti es ‘¡mira, mira!’. Los cielos están declarando ‘¡MIRA!.

Isaías 6:2-3 Dos serafines permanecían por encima de él, y cada uno de ellos tenía seis alas; con dos se cubrían el rostro, con dos se cubrían los pies, y con dos volaban. Uno de ellos clamaba al otro y le decía: «¡Santo, santo, santo, es el Señor de los ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario