No temas a los gigantes, es tiempo de conquistar

Caleb pidió al pueblo que se callara delante de Moisés, y dijo: «Subamos, pues, y tomemos posesión de esa tierra, porque nosotros podremos más que ellos.» Números 13:30

Dios te ha dado grandes promesas de abundancia pero tendrás que vencer gigantes. Todos nosotros tenemos un destino profético en esta tierra a donde debemos entrar. Esto es entrar en un tiempo diferente, entrar en algún lugar o fluir de Dios diferente. Tal vez el Señor te ha hablado sobre un gran destino para tu vida. Tan solo recuerda que mientras más importante sea tu futuro, mayor será tu oponente. ¿De repente te sientes como si te enfrentaras a enemigos gigantescos?…Resiste, tu destino está a punto de revelarse. Recibe hoy por la fe esta palabra que nos comparte Elaine Tavolacci, ¡Levántate en el poder del Espíritu Santo!, ¡Córtale la cabeza a los gigantes, porque el Señor va delante de ti como guerrero victorioso!.

Hay una historia en el libro de Números, donde el Señor le dijo a Moisés que enviara a doce hombres, uno de cada una de las doce tribus de Israel a reconocer la tierra de Canaán, que también fue llamada “LA TIERRA PROMETIDA” Solo Josué y Caleb regresaron con un buen reporte, pero los otros diez volvieron con un mal reporte, ya que ellos estaban mirando a los gigantes en la tierra. El Señor quiere llevarnos a nuestra “tierra prometida”, pero muchos de ustedes tienen miedo de entrar en este lugar, porque en lo natural están viendo los gigantes que están delante de ustedes.

El Señor dice:

Ustedes están parados en el borde de su tierra prometida. Prosigan su viaje con confianza. Así como Yo realicé milagros con una nube de día, y fuego por la noche en Mi Pueblo en los días antiguos, también haré provisión para ustedes y los rodearé con Mi protección. Mi gloria irá delante de ustedes en todo lo que Yo los he llamado a hacer, y en cada lugar al que Yo les he ordenado que vayan. Yo les haré provisión con el maná del cielo, la revelación de Mi palabra y de Mis misterios ocultos. Así como sostuve sobrenaturalmente a Mi Pueblo en el desierto por cuarenta años, Yo también los sustentaré.

No murmuren y no se quejen como los Israelitas lo hicieron, pero sepan que Yo soy capaz de llevarlos. Confíen en Mi para partir el Mar Rojo que está delante de ustedes. Así como separe el Mar Rojo para Mi pueblo y ahogué a sus enemigos que trataron de perseguirlos. Ustedes no serán esclavos de Faraón, porque serán colocados por encima de sus capataces. No se vean como un saltamontes en comparación con los gigantes que vienen contra ustedes, pero sepan que ustedes son capaces para vencer cada obstáculo que está delante. No le den lugar al temor y la intimidación, sino continúen confiando en que Yo cumpliré Mi palabra con todo lo que les he prometido.

Los gigantes pueden parecer inmensos en lo natural, pero consideren que lo que Yo les he dado es mucho mayor. Yo traeré confusión a sus enemigos y enviaré avispas para expulsarlos. Yo estoy buscando a todos aquellos que sean valientes como Josué y Caleb. Ellos no negaron que había gigantes en la tierra prometida, porque sabían que eran capaces de vencerlos. De la misma manera, Yo los estoy llamando a tomar posesión de Mis promesas. Yo estoy buscando a todos aquellos que quieran levantarse y decir: “Subamos y poseamos la tierra” y mientras lo hacen, Yo con toda seguridad los llevaré dentro de la tierra que fluye leche y miel. Yo estoy buscando a todos aquellos que tienen un espíritu diferente y los sacaré para introducirlos en todo lo que Yo he me he propuesto que ustedes hagan. Dice el Señor

Números 13:33 Allí vimos también gigantes. Son los hijos de Anac, esa raza de gigantes. Ante ellos, a nosotros nos parecía que éramos como langostas; y a ellos también así les parecíamos.»

Números 14:8-9 Si el Señor se agrada de nosotros, él mismo nos introducirá a esta tierra y nos la entregará; ¡es una tierra que fluye leche y miel! Así que no se rebelen contra el Señor, ni tengan miedo de la gente de esa tierra. ¡Nosotros nos los comeremos como si fueran pan! No les tengan miedo, que el dios que los protege se ha apartado de ellos, y con nosotros está el Señor.»

Números 14:24 Sólo a mi siervo Caleb lo llevaré a la tierra donde él entró. A él y a su descendencia les daré posesión de la tierra, porque en él hay otro espíritu y porque ha decidido seguirme.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario