Fe para continuar y no desmayar

Por lo tanto, adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “Mis palabras se cumplirán sin retraso: yo cumpliré con lo que digo. Lo afirma el Señor omnipotente. Ezequiel 12:28

¿Le han dado una gran promesa de Dios? ¿Tal vez sea una palabra profética con respecto a su llamado o destino? ¿Quizás es una promesa de salud divina o provisión que cada Creyente tiene a través de la obra consumada en la cruz? Independientemente de lo que sea, Si Dios lo habló, es verdad y sucederá. Si esto no ha sucedido todavía, no piense que Dios se olvidó de usted, o que el enemigo está ganando. Esto simplemente quiere decir que usted está en “PROCESO” y Dios está junto a usted, como lo estuvo  con Abraham, Jacob, José, Moisés, David, Pedro y todos los otros héroes de la fe en los que el Señor hizo un gran trabajo como preparación a la gran obra que haría a través de ellos.

EL SEÑOR  DICE: Yo no te defino por tus fracasos o tus éxitos, sino por tu imagen en Mi y por tu deseo de buscarme, incluso en tiempos difíciles. Todas las cosas trabajan juntas para tu bien, así que niégate a soltarte de Mi Palabra y de la perseverancia que has mostrado a través de los años, pues ahora te servirán para bien. Porque Mi voz ahora oscurecerá las voces del enemigo y tu sabrás como caminar y como moverte. Así como Josué y Caleb continuaron creyendo aún cuando parecía que toda esperanza en las promesas había muerto y la experiencia del desierto nunca terminaría, el día vino y la promesa de la herencia se convirtió en una realidad porque Mis promesas se cumplieron.

Entonces, sigan presionando. Porque Mi pueblo, quienes han estado firmes en oscuridad de la batalla y no se han soltado de Mis promesas, ahora estarán firmes en la oscuridad de sus enemigos y verán realmente las respuestas a sus oraciones. Caminarán en el sendero que Yo he puesto ante ellos y en el camino de la santidad.  Y ellos dirigirán a otros a Mis promesas. Así que, mantengan sus ojos en Mi, en Mi Palabra y en Mis promesas, porque ustedes no estarán decepcionados en esta temporada, dice el Señor.

Bases de la Palabra: Romanos 8:28, Josué 14:8-15, Isaías 35:8-10, 2 Corintios 1:20

Amados: Continuemos firmes en la Palabra, creamos en las promesas de Dios, y confiemos en Su fidelidad. Continuemos orando, decretando y declarando. Continuemos perseverando y resistiendo. Continuemos eligiendo la esperanza por encima de la desesperación, la fe sobre el temor, la verdad sobre los hechos y la justicia sobre lo mundano.

Hebreos 10:23 Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.

Hebreos 10:35-39 Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Pues dentro de muy poco tiempo, «el que ha de venir vendrá, y no tardará. Pero mi justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado.» Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida.

Decretamos que todas las palabras de queja, desánimo, desesperanza, todo lenguaje que no es de fe, sino de derrota, todo lenguaje de muerte, queda inactivo, no es válido para la nueva temporada.

Decretamos que estamos en tiempos de nuevos comienzos, que muchas cosas serán dadas a luz,  que el Señor nos da las fuerzas para concebir y fuerzas para parir. Decretamos que si todavía no hay semilla en el granero, ni la vid ha dado su fruto, y si la higuera, el granado y el árbol de olivo no han florecido, hoy es el tiempo de la bendición, hoy es el tiempo de la cosecha, hoy es el tiempo de florecer, hoy es el tiempo de la respuesta.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario