Solamente Dios puede determinar su destino

 

David le contestó:—Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado. 1 Samuel 17:45

Estamos en un tiempo donde muchos están enfrentando a sus Goliats. Están en tiempos de presión y resistencia espiritual. Dependiendo de lo que hagan en esta batalla, se determinará su próxima temporada. Sostendrán lo que Dios les entregó y experimentarán su crecimiento o perderán aquello que se les confió. Antes que David pudiera recibir su corona real de autoridad, primero tuvo que enfrentar a Goliat. Tiempo atrás fue ungido para ser rey, pero antes de poder pararse en su destino y avanzar hacia el próximo nivel de autoridad, tenía que enfrentar a Goliat. El aumento y la promoción no vienen sin pelear. Dutch Sheets nos compartió hoy esta palabra que vuelve a hablarnos de la oposición y como podemos aprender a fortalecernos en Dios para tener un corazón valiente como el de David.

“Se nos ha dicho que uno de nuestros más grandes propósitos en la vida es darnos a luz a nosotros mismos. Tenemos que encontrar el propósito para el cual Dios nos creó, y permitirle a El darlo a luz. A lo largo del camino tenemos que tener mucho cuidado con lo que permitimos que nos defina”

“Durante toda mi vida, he tenido situaciones que han desgarrado mi corazón, incluyendo la pérdida de seres  queridos, abandono, rechazo y la traición de los que yo pensaba eran amigos de confianza. La lista sigue y sigue. Cada una de estas circunstancias trataron de paralizarme y aprisionarme, definiendo mi destino. Pero, cada vez, Dios intervino ofreciéndome un camino hacia la libertad”

ENFRENTANDO A LOS GIGANTES

Cada vez que se enfrente con un gigante de oposición, usted debe decidir si permitirá que Dios o el gigante determinen quien es y en lo que se convertirá. En los últimos meses, el Señor ha estado por mucho tiempo enseñándome sobre David y Goliat. He estado intrigado con el hecho de que el nombre “Goliat” significa: exponer y revelar. Cuando el impío gigante filisteo vino contra la nación de Israel, la cobardía de Saúl y los Israelitas fue expuesta, mientras que el “Corazón Valiente” de David fue revelado.

Los gigantes de nuestra vida exponen nuestros corazones y carácter, revelando lo que somos. Cuando nos enfrentamos a las crisis, las pruebas y la oposición, esas circunstancias revelan bien y amplifican la grandeza de Dios dentro de nosotros, o exponen nuestras debilidades. Cuando la grandeza de Dios dentro de usted sea revelada, corra hacia el gigante con cualquier piedra que Dios haya puesto en su mano. Y cuando sus ojos sean abiertos a las mentiras y debilidades dentro de usted, se le presentará una gran oportunidad de fortalecerse en El.

2 Corintios 12:9-10 pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Cuando nos posicionamos con el Señor, las circunstancias que nos rodean pierden su poder de paralizarnos y aprisionarnos. Su amor y poder nos fortalecen. Si nos rendimos humildemente a la obra transformadora del Espíritu Santo, con el tiempo nosotros podemos vencer nuestras debilidades, conquistar nuestros gigantes, y apoderarnos de la herencia provista por Dios.

Hebreos 9:13-14 La sangre de machos cabríos y de toros, y las cenizas de una novilla rociadas sobre personas impuras, las santifican de modo que quedan limpias por fuera. Si esto es así, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien por medio del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente!

Hebreos 13:20-21 El Dios que da la paz levantó de entre los muertos al gran Pastor de las ovejas, a nuestro Señor Jesús, por la sangre del pacto eterno. Que él los capacite en todo lo bueno para hacer su voluntad. Y que, por medio de Jesucristo, Dios cumpla en nosotros lo que le agrada. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

SOLO DIOS PUEDE DETERMINAR SU DESTINO

Usted no tiene que permitir que el divorcio, el rechazo, la decepción, la incapacidad, o cualquier otro gigante determine quien es usted. El poder del pasado para dominar su presente y determinar su futuro, fue roto por la Sangre de Cristo. Escoja avanzar y enfocarse en el futuro y no en el pasado. Los beneficios del pasado inviértalos en su futuro. Permita que cada montaña de oposición sean peldaños hacia su destino.

Sepa que cuando el enemigo lo sujetó en el piso, y las personas lo juzgaban, Dios estaba haciendo de usted un José, una Ester, un Pablo – ¡para un momento como este!. Permita que esas circunstancias desgarradoras le den forma a lo que Dios le llamo a hacer. Deje que sea solamente Dios quien lo defina y determine su destino.

No nos privemos de lo asombroso que Dios hizo. El depositó en usted algo que necesitamos. Usted fue predestinado por Dios para realizar cosas asombrosas. El lo está llamando a levantarse de las cenizas de la oposición, enfrentar a los gigantes con una fe audaz y entrar en su destino.

¿Cómo responderá a lo que será revelado cuando los gigantes toman el escenario ?

Las batallas no se ganan de acuerdo a tu fuerza ni al tamaño de tu enemigo, ganas o pierdes de acuerdo a tu relación con Dios. No temas a tus enemigos; no importa el tamaño que parezcan tener. Ama a tu Dios, ¡Él es Superior!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario