INVITAME PARA QUE CAMBIE TU ATMOSFERA

Cuando Dios habló desde el monte Sinaí, su voz hizo temblar la tierra, pero ahora él hace otra promesa: «Una vez más, haré temblar no sólo la tierra, sino también los cielos» Eso significa que toda la creación será agitada y removida, para que sólo permanezcan las cosas inconmovibles.  Ya que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos y agrademos a Dios adorándolo con santo temor y reverencia, porque nuestro Dios es un fuego que todo lo consume. Hebreos 12:26-29

Si Mis hijos se rinden, toda atadura será rota, y florecerá la vida de resurrección. Rehúsate a sembrar para la Continuar leyendo