UN TIEMPO DE VISITACION

A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, pueblo de Galilea, a visitar a una joven virgen comprometida para casarse con un hombre que se llamaba José, descendiente de David. La virgen se llamaba María. El ángel se acercó a ella y le dijo:—¡Te saludo, tú que has recibido el favor de Dios! El Señor está contigo. Ante estas palabras, María se perturbó, y se preguntaba qué podría significar este saludo. —No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Lucas 1:26-31

En la Biblia encontramos como en distintas épocas y situaciones Dios mismo se manifestó, visitando la tierra y produciendo hechos notables. El deseo del Señor en este tiempo es como nunca antes visitar nuestras vidas, familias, congregaciones, ciudades y naciones con su majestuoso poder.

Yo les digo a ustedes, Pueblo Mío, si aprenden a desarrollar el arte de la acción de gracias se convertirán en verdaderos adoradores. Ustedes se convertirán en adoradores en espíritu y en verdad, dice el Señor. Pues el Padre está buscando eso en estos días. Yo tendré personas adorándome, alabándome y dándome sacrificio de acción de gracias. Yo tendré gente que gritarán desde los tejados de las casas que el Señor es bueno y su bondad está corriendo por toda la tierra. Pues, en éstos días debe Mi pueblo conocerme, y ellos me conocerán en el poder de la acción de gracias. Está escrito que Yo habito en las alabanzas de Mi pueblo y Yo así lo haré y Me haré uno con ellos en el tiempo de ininterrumpida y continua oración de agradecimiento, dice el Señor su Dios.

Yo he escuchado sus oraciones por una visitación y poder ver Mi gloria, pero para que puedan ver Mi gloria deberán glorificarme en adoración y alabanza. Deberán entrar en Mi presencia con acción de gracias y alabanza y no con un corazón de descontento o quejumbroso. Mis ojos están buscando de un lado a otro de la tierra personas que espiritualmente vivan en la “Casa de David” y que tengan un corazón conforme a mi corazón, dice el Señor. Yo les daré visitación sobre visitación a los Míos. Porque esta noche les será dada revelación, y Yo estoy derramando esto sobre ustedes ahora, dice El Señor. Así como ustedes han venido a buscar Mi rostro, Mi rostro esta buscando sus corazones.  Yo voy a llenar su corazón con concejo, dice El Señor hasta que sepan que yo soy el Consejero y El Rey que esta pronto a venir.

OREMOS: Amado Jesús, te damos gracias por esta temporada. Te agradecemos por nacer y venir al mundo a Reinar. Gracias por morir en la Cruz y resucitar para darnos vida abundante y plena. ¡Gracias Jesús por llenarnos de alegría y esperanza! Haznos fuertes y firmes para poder hacer nuestra parte. Enséñanos a amar como Tu amas para amar a los perdidos, a las viudas, a los huérfanos, a los que están en la cárcel y en los hospitales. Renueva nuestra mente para tener la mente de Cristo. Recibimos tu revelación y los nuevos comienzos. Amarte y adorarte es todo lo que anhelamos.

Porque un niño nos ha nacido, ¡un hijo nos ha sido concedido! Sobre sus hombros llevará el principado, y su nombre será «Consejero admirable», «Dios fuerte», «Padre Eterno» y «Príncipe de paz». Isaías 9:6

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario