¿ESTAS EN UN VALLE DE HUESOS SECOS?

La mano del Señor vino y se posó sobre mí…Ezequiel 37:1

El Espíritu del Señor está trayendo restauración sobre aquellos que se sienten heridos, maltratados, sin esperanza y atribulados. Estamos entrando un nuevo tiempo de restauración y restitución, tenemos que ir delante de ese problema, delante de la limitación, delante de la enfermedad hablar la Palabra de Dios y profetizar a esos huesos secos para que cobren vida.

Cuando Ezequiel declaró “La mano del Señor se posó sobre mí” no estaba hablando de una mano que trae juicio o castigo. La palabra “MANO” aquí, en el hebreo “YAD” significa “LA MANO ABIERTA DE DIOS”. Era la mano abierta de Dios la que estaba sobre Ezequiel, abierta para soltar vida y bendición. Tu situación ahora puede parecer no muy favorable, sombría, pero la voluntad de Dios no es que te quedes en esa condición. Mientras lees la palabra profética de Susan Omarra, atrévete a declarar VIDA. Ezequiel no sabía que pasaba con estos huesos secos, pero Dios quería mostrarle un milagro increíble.  La mano de Dios está sobre ti ahora mismo soltando bendición sobre tu desesperanza.

El Señor dice:

Ustedes solo han comenzado a ver el principio de Mi mano. Yo les dije que Mi mano comenzaría a extenderse hacia ustedes este año, y hacia la tierra, y hacia Mis hijos. Yo estoy aquí, para traer una gran sanidad. ¿Pueden escuchar el sonido de Mi ola tocar la tierra? ¿pueden escuchar el sonido de Mi ola mientras golpea a sus enemigos? Yo estoy aquí para romper con todo lo que se opone a Mi.

Yo estoy aquí para sanarlos completamente, en espíritu, alma y cuerpo. Yo estoy aquí para sanar todo lo que necesite sanidad. Yo estoy aquí para ofrecerles todo lo que deseen para ser libres. Yo estoy aquí para salvar a todos lo que quieran conocerme. Estoy aquí para revelarles quien soy Yo en la tierra. Ustedes son Mis manos, Mis manos sanadoras. Mis manos que libertan, Mis manos de revelación, y a través de ustedes, Yo seré visto y conocido mientras escuchan Mi voz, diciéndoles “Extiendan sus manos” Yo Soy el que lo haré ¿No he estado mostrándoles este camino?

Porque Mis hijos, ustedes están en un día nuevo, y Yo estoy aquí para manifestar Mi santidad en la tierra, y en la Iglesia; porque la Iglesia debe ser conformada a Mi imagen. Ella debe volverse en Mi semejanza.  Ella tendrá Mi corazón, y este es un corazón de Redención. Porque Yo estoy aquí para redimir a todos los que son Míos. Solo han comenzado a ver el comienzo de Mis torbellinos en esta tierra. Solo han comenzado a ver Mis olas, pero escuchen, ¿pueden escuchar el sonido de la marcha en los árboles?

Yo les digo: Mi ejército de ángeles está aquí, y ellos están listos para moverse, pero ellos solo se moverán por sus palabras. Ellos solo se moverán si ustedes decretan Mi Palabra. Mientras ustedes declaran su fe en Mi, ellos se moverán por Mi. Yo estoy listo para moverme, y voy a abrir sus ojos como nunca han sido abiertos. Ustedes comenzarán a ver el cielo y la tierra trabajando juntos, y verán lo que Yo estoy haciendo, ustedes se moverán Conmigo y Yo los pondré en libertad. Esto es solo el comienzo de Mi ola, ustedes se moverán con Mi ola, porque Yo estoy aquí para sanarlos, liberarlos y salvarlos.

Ezequiel 37:7-14 Yo profeticé, tal y como se me ordenó, y mientras yo profetizaba hubo un ruido y un temblor, y los huesos se juntaron el uno con el otro. Me fijé, y vi que ya tenían tendones, y que se cubrían de carne, y que se iban revistiendo de piel. Pero aún no había en ellos espíritu. Entonces el Señor me dijo:«Hijo de hombre, profetiza al espíritu. Háblale y dile que así ha dicho Dios el Señor: “Espíritu, ven de los cuatro vientos y sopla sobre estos huesos muertos, para que cobren vida.”» Yo profeticé, tal y como se me ordenó, y el espíritu entró en ellos y cobraron vida, y se pusieron de pie. Eran un ejército bastante numeroso. Entonces el Señor me dijo:«Hijo de hombre, todos estos huesos son el pueblo de Israel. Ellos dicen: “Nuestros huesos se han secado; ha muerto nuestra esperanza; ¡hemos sido destruidos por completo!” Por eso, profetiza y diles que yo, su Señor y Dios, he dicho: “Pueblo mío, voy a abrir los sepulcros de ustedes; voy a levantarlos de sus sepulturas para traerlos de nuevo a la tierra de Israel, Y cuando yo abra sus sepulcros y los saque de sus sepulturas, ustedes, pueblo mío, sabrán que yo soy el Señor. Entonces pondré mi espíritu en ustedes, y volverán a vivir.” Sí, yo los haré reposar en su tierra, y así sabrán que yo, el Señor, lo dije y lo cumplí.»—Palabra del Señor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario