SALIENDO DE LA CRISIS A LA TRANSICION EN EL PODER DEL ESPIRITU SANTO

Por Jo Ellen Stevens

»Sin embargo, volveré a cortejarla. La llevaré al desierto, y allí me ganaré su corazón. Allí le devolveré sus viñas, y haré del valle de Acor una puerta de esperanza; allí volverá a cantar, como cuando era joven; como cuando salió de la tierra de Egipto. Oseas 2:14-15

Una de las maneras para reconocer que usted está en una transición es que comenzará a experimentar algo que lo mueve a un lugar donde nada en su entorno parece familiar. Dios a veces nos aleja de todos los sistemas de apoyo para llevarnos a desear a nadie más que al que puede darnos vida.

LAS CRISIS NOS LLEVAN A LA TRANSICION

Usted también experimentará algo como una crisis en la transición. Algunas veces lo que parece que no es de Dios es el paso a su siguiente nivel. Muchas veces esto nos parece como una degradación; como cuando José tuvo un gran sueño de cómo sus hermanos se inclinaban ante él, pero lo que siguió fue que sus hermanos de carne y sangre lo vendieron en cautividad, pero todo estaba dentro del gran panorama de Dios. Cuando está pasando por una transición, si usted es como yo,  le parecerá que no es el momento de Dios, pero todo el tiempo estamos en el plan de Dios para llevarnos a otra parte.  Podría ser un divorcio, la división de una Iglesia, o un movimiento, muerte, pérdida de un ministerio, etc. Esto inmediatamente lo llevará a un lugar donde será desplazado todo lo que le es familiar en su vida.

Las crisis traen el desplazamiento pero no se quede allí. Manténgase en movimiento hasta que llegue el reemplazo. El Señor le dijo a Israel que lo había llevado al desierto para probar lo que había en su corazón y que debían reconocer que no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Dios los trajo a un territorio desconocido donde no había ningún sistema de apoyo; sin embargo, ellos estuvieron tentados a volver a su cautiverio en Egipto donde tenían agua y cebollas. (Números 5). A veces somos tentados mientras estamos en transición para correr de vuelta a lo familiar, a pesar de que era nuestro lugar de esclavitud. Esta es siempre la experiencia en el desierto, pero solo se trata de una transición.

SEÑOR ME SIENTO CONFUNDIDO

Mientras que estamos en este proceso nos sentiremos desorientados, como si no supiéramos que camino tomar. Recuerdo cuando pasé por una experiencia en el desierto, me gustaba ver al cielo y decir: Dios…¿dónde estás?, ¿Me puedes ver?. También nos sentiremos abandonados por Dios, pero esta es la tentación del diablo en el proceso, para que dudemos del amor y la provisión de Dios para nosotros. Recuerde, mientras estamos en la transición Dios está permitiéndonos ir a través de la prueba para promoveros y llevarnos a un nuevo lugar en El, pero el diablo nos tienta para que hagamos las cosas a su manera o para que renunciemos al proceso. El Espíritu llevó a Jesús al desierto para ser probado, porque cuando estaba débil, el diablo lo tentó. (Lucas 4)

PASOS PARA LLEGAR A SU NUEVO NIVEL

Lo primero que tiene que hacer en la transición es:

  1. Reconocer y someterse al proceso sabiendo que esta es la manera de ir de un lugar a otro en el plan que Dios tiene para su vida. Debe conocer el amor de Dios que sobrepasa todo entendimiento.
  2. Abrace el proceso sabiendo que Dios lo está llevando a un nuevo nivel y relájese, concéntrese en todo el panorama.
  3. Confíe en el proceso. Confíe en que Dios sabe lo que está haciendo en su vida y que hay cosas más grandes delante de usted, sabiendo que este proceso trabajará para usted, no para matarlo.
  4. Alábelo en el proceso. Debido a que El está llevándolo a un nuevo nivel de autoridad, adórelo por lo que El está a punto de hacer en su vida. Espero porque El hará grandes cosas en usted y a través de usted.

USTED TIENE UNA GRAN CAPACIDAD

También, cuando estamos pasando por una transición El quiere que comprendamos que tenemos una gran capacidad en la que todavía no se nos ha ungido, pero que pronto lo seremos. (El está enseñándonos cosas nuevas para la próxima temporada) También, no podemos confiar en las fortalezas de la temporada pasada. debido a que en nuestra debilidad descubrimos nuestra capacidad para la grandeza. Descubrimos lo que El puede hacer en nosotros. Cuando nuestras manos están vacías el nos muestra Su poder. El nos lleva por sendas de justicia por amor de Su nombre para que nos mantengamos hablando con El Pastor. No huya de El, ¡Corra hacia El en el proceso! El es la vid y nosotros somos las ramas y nada podemos hacer sin El. Recuerde que está siendo podado para un mayor servicio (Lea Juan 15). En este proceso, el quiere que crezca y escuche la voz detrás de usted diciéndole: “ESTE ES EL CAMINO, CAMINA POR EL”

SIGA AL PASTOR

Recuerde siempre que usted no puede pensar a donde va, porque los pasos del hombre o mujer justos son ordenados por el Señor, y las cosas están trabajando en conjunto para el bien de los que aman a Dios y son llamados conforme a Su propósito. ¡Confíe en El!, ¡Alábele!, siga su ejemplo y luego, así como Jesús, usted saldrá de esta experiencia en el desierto en el poder del Espíritu y hará grandes hazañas porque usted vino para conocer a Dios. Haga de este tiempo de encuentro con Dios y no se aleje porque la transición es un campo de prueba para demostrar que usted está capacitado o descalificado. ¡Vamos hacia delante en el poder de Su Espíritu! ¡Gloria a Su nombre!

Salmo 23:4 Aunque deba yo pasar por el valle más sombrío, no temo sufrir daño alguno, porque tú estás conmigo; con tu vara de pastor me infundes nuevo aliento.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario