GIGANTES ESPIRITUALES

Y yo dije: En vano he trabajado, en vanidad y en nada he gastado mis fuerzas; pero mi derecho está en el Señor, y mi recompensa con mi Dios.  Isaías 49:4

Muchos han estado bajo una fuerte carga de desánimo, desalentados y sintiéndose fracasados por las expectativas no cumplidas. Las promesas pareciera que nunca llegan y el tiempo sigue su curso, años en que has sembrado tu vida, tu tiempo, tus recursos, has orado, ayunado y las cosas de las cuales Dios  te habló no se han cumplido.

Si eres como yo, hasta habrás hecho un inventario de los últimos Continuar leyendo