Una temporada peligrosa

Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios, y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares. Salmo 46:1-2

Ayer el Apostol Chuck Pierce confirmó en su post en las redes sociales lo que muchos hemos estado sintiendo: UNA GRAN TEMPORADA DE GUERRA. No salimos de una cuando ya estamos en otra. Una gran oposición y guerra espiritual. El escribió:

“Aunque al enemigo le gustaría quebrar tus piernas y apartarte de tu camino, decreta que el Señor está tomando una luz que iluminará tu camino. Continuar leyendo