Un salto de fe

Ahora bien, tener fe es estar seguro de lo que se espera; es estar convencido de lo que no se ve. Hebreos 11:1

Muchos le hemos dicho “SI” a los cambios. Para muchos es como estar en un trapecio, balanceándonos en las alturas. Estamos en el trapecio sosteniéndonos a lo que nos es familiar, a nuestra vida pasada. El Señor está lanzándonos un reto mayor, soltarnos por completo y tomarnos del otro trapecio. No es nada fácil porque para esto necesitamos ejercer nuestra fe. No podremos experimentar lo nuevo hasta que no estemos dispuestos a activar la fe y soltarnos. Continuar leyendo