El Paquete de la Santidad de Dios

Traten de vivir en paz con todo el mundo y tengan una vida libre de pecado. El que no tenga una vida dedicada a Dios, no podrá ver al Señor. Hebreos 12:14 PDT

Últimamente, el Señor ha estado tratando conmigo con respecto al “OTRO LADO DE LA HISTORIA”, en cuanto a las bendiciones y los avances que El nos ha prometido. Esta claro que un cambio ha ocurrido en el Reino en esta temporada. Muchos avances y promesas están en camino, y ya se están manifestando. Mi corazón anhela compartir lo que el Señor me ha mostrado sobre el lado opuesto de los avances y las bendiciones que están listas para ser enviadas. Esto es lo que yo llamo “EL PAQUETE DE LA SANTIDAD DE DIOS”. Incluso mientras escribía este artículo, escuche al Espíritu Santo decir: “SI QUIERES RECIBIR LAS BENDICIONES, TU TIENES QUE RECIBIR LA SANTIDAD QUE VIENE CON ESAS BENDICIONES”.

Dios no soltará Sus bendiciones hasta que el sepa que estamos listos para recibirlas. La Santidad de Dios consiste en dejar que se consuma cada cosa que no puede retener Sus bendiciones. Debemos tener cuidado de cómo oramos, porque lo que pedimos incluye Su “PAQUETE DE SANTIDAD”. Hay un costo enorme para recibir las bendiciones y promesas del Señor. Sus bendiciones, a veces, pueden ser con respecto a las finanzas y otros aspectos concretos por los que hemos estado orando, pero, la mayoría de veces estas son secundarias a la bendición de Su Santidad. El quiere bendecirnos, pero no quiere que esas bendiciones nos destruyan. Debemos saber como manejar las bendiciones una vez que las recibamos. Oseas 4:6 Mi pueblo ha sido destruido porque le faltó conocimiento.

En 1 Corintios 10:13 leemos que el Señor dice: A ustedes no les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean sometidos a una prueba más allá de lo que puedan resistir, sino que junto con la prueba les dará la salida, para que puedan sobrellevarla.

ORANDO LA VOLUNTAD DE DIOS, A LA MANERA DE DIOS (Mateo 6:9-13)

Antes que Jesús fuera a la cruz, Su oración fue: “No se haga Mi voluntad sino la tuya. Lucas 22:42 Y decía: «Padre, si quieres, haz que pase de mí esta copa; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya.» Solo piense; Si Jesús no hubiera hecho esta oración, habríamos perecido, así de simple. Jesús sabía acerca del “PAQUETE DE SANTIDAD”. El sabía cual era el costo, sin embargo, el escogió la SANTIDAD, porque El quería una Novia Santa. En primer lugar tenemos que conocer cual es Su voluntad, no la nuestra. Cuando oramos la voluntad de Dios, esto causa que nosotros seamos UN DELEITE PARA EL, lo cual provoca que el nos de los deseos de nuestro corazón. (Salmo 37:4). Sus deseos para nuestra vida se convierten en nuestros deseos.

Dios comenzó a enseñarme hace años como orar Su voluntad, a Su manera. Esto fue muy difícil al principio. Todavía estoy aprendiendo. Una cosa he aprendido, y es que cuando oro por temor, manipulación o cualquier agenda oculta, Dios no está obligado a escuchar mis oraciones, y cada una de las oraciones carnales pueden darle al enemigo de donde agarrarse.

Ahora, cuando las personas vienen a mi pidiendo oración, mi primera respuesta es simple, “Yo voy a orar según el Señor me dirija”. Entonces voy y oro y le pido al Espíritu Santo por esa persona, entonces oro de acuerdo a Su dirección. Hay diferentes peldaños en la oración, y esta es mi convicción, que cuando nosotros oramos según la voluntad de Dios, a la manera de Dios, El es capaz de llevarnos a un nivel más profundo en la oración a Su manera. Estemos dispuestos a orar Su voluntad en nuestra vida. Invitemos a Su santidad y nuestra voluntad de recibir Su santidad invitará a Sus bendiciones. Buscar primeramente Su Reino y Su justicia es de suma importancia para recibir todas las demás cosas. (Mateo 6:33) Cuando nosotros mantenemos lo primero en lo primero, entonces todas las demás cosas (necesidades) son añadidas. (Mateo 6:25-32).

 ACELERACION

Muchos en el Cuerpo de Cristo han estado escuchando y liberando “ACELERACION” sobre los demás con respecto a sus bendiciones y avance. En pocas palabras, cuando oramos de esta manera, también estamos liberando aceleración de la Santidad de Dios para ellos. Ahora, también he escuchado esta palabra muchas veces, sobre la manera de orar por otros. Yo oro lo que escucho que el Espíritu Santo me está diciendo que ore, no necesariamente lo que otros quieren que yo ore. Y si es para orar por ACELERACION para cada uno, entonces eso es lo que pido. La persona por la que estoy orando, apenas pudo haber orado y pedido al Señor que hiciera una cosa rápidamente, y a su vez, el Señor está respondiendo a la oración a través de la aceleración.

No hay nada malo en orar por una aceleración de lo que el Señor nos ha prometido. Eclesiastés 3:1 dice: Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Dios algunas veces acelera todas las cosas en la vida, y a veces las hace más lentas. (Josué 10:12-13) Solo tomemos en cuenta, que esta aceleración también implica SANTIDAD, o quemar toda la escoria con el fin de recibir la bendición. Así que cuando nos encontramos en un proceso de horno encendido, preguntándonos porque nuestro mundo parece estarse cayendo en pedazos, podemos estar seguros que es la SANTIDAD DE DIOS ardiendo en nuestra vida. El incluso nos permitirá llegar al borde del acantilado de la desesperación y batallar con el asunto, para que el pueda matar todo el temor en nosotros. No hay temor en SU SANTIDAD, y El no es dador de temor. 2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Cuando pensamos que estamos a punto de caer al precipicio, tenemos que decidir si vamos a creer en Aquel que nos puede librar o enfrentar solos nuestros temores en la carne. Tenemos la oportunidad de elegir el camino por el cual caminaremos. (Mateo 7:13-14).

En Éxodo 20:21, la palabra dice: El pueblo se mantuvo a distancia, mientras que Moisés se acercó a la oscuridad en donde estaba Dios. Muchos cristianos se contentan con permanecer en los patios exteriores de su relación con Dios. Parece que tienen todo lo que necesitan, que lo están haciendo bien, y no quieren cambiar nada. Aunque Dios no forzará Su voluntad en nosotros, El siempre nos está atrayendo para que vayamos más profundo en nuestra relación íntima con El. Oseas 2:14 »Así que voy a seducirla, la llevaré al desierto y allí le hablaré a su corazón. Todos aquellos que estén dispuestos a entrar en la “NUBE ESPESA” se encontrarán disfrutando del FUEGO CONSUMIDOR DE SU SANTIDAD. (Artículo de Katie Stuckas)

 Sí, las bendiciones del Señor están llegando, y ya están aquí. Incluso estamos recibiendo ya estas bendiciones. SEAN SANTOS PORQUE YO SON SANTO (1 Pedro 1:16) SU SANTIDAD ES NUESTRA BENDICION.

SER SANTO ES SER MORALMENTE PURO, APARTADO DE PECADO.

Salmo 24:3-5.  ¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede permanecer en su santo templo? El que tiene las manos y la mente limpias de todo pecado el que no adora ídolos ni hace juramentos falsos. El Señor, su Dios y Salvador, lo bendecirá y le hará justicia.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario