Déjame llevar tus cargas

Entrégale tus cargas al Señor, y él cuidará de ti; no permitirá que los justos tropiecen y caigan. Salmos 55:2

En esta época de dificultades, ¡NO TEMAS!. Apóyate en Mi Poder, Mi Poder autosuficiente. Pues Yo no le presto atención a tus dificultades ni a los asaltos del enemigo. Yo he visto la necedad de pensamiento que te puede convencer para que te rindas. Esta es sólo una época de perfeccionamiento de Mi fe en TI. Yo ya he conquistado aquello a lo que te enfrentas. Yo estoy contigo, Yo peleo por ti, Deja que Mi fe se desencadene Continuar leyendo