Déjame llevar tus cargas

Entrégale tus cargas al Señor, y él cuidará de ti; no permitirá que los justos tropiecen y caigan. Salmos 55:2

En esta época de dificultades, ¡NO TEMAS!. Apóyate en Mi Poder, Mi Poder autosuficiente. Pues Yo no le presto atención a tus dificultades ni a los asaltos del enemigo. Yo he visto la necedad de pensamiento que te puede convencer para que te rindas. Esta es sólo una época de perfeccionamiento de Mi fe en TI. Yo ya he conquistado aquello a lo que te enfrentas. Yo estoy contigo, Yo peleo por ti, Deja que Mi fe se desencadene en contra de tu enemigo. Él Me teme y por lo tanto te teme a ti.

Esta será una temporada decisiva en tu madurez espiritual y para Mi Reino, Yo prevaleceré a través de ti. Yo te protegeré en tus salidas y entradas. Tus lágrimas serán lágrimas de victoria y de gozo, y también restauraré tu alma. Te están siguiendo Mi bondad y Mi Misericordia. Esta aflicción temporal pasará, a pesar de las mentiras del príncipe de las tinieblas. Deja que tu corazón se fortalezca y se valiente. Pronto vendrá a ti un nuevo nivel de crecimiento.

Una nueva temporada ha comenzado, y tú estás en el umbral de un nuevo comienzo. Tú debes estar abierto y flexible si quieres aprovechar al máximo las oportunidades que se te presentan. Sacúdete del adormecimiento de la apatía y la complacencia o pasarás por alto las posibilidades disponibles para ti. Muchos de ustedes, Pueblo Mío, han quedado atascados en la desesperanza y desanimo al punto que ya no pueden considerar alternativas para su situación. Pero, Yo te digo a ti que te levantes y salgas de las cenizas muertas del pasado y deliberadamente consideres Mi habilidad para sacarte adelante, dice el Señor. (Marsha Burns)

En la vida hay pesos que nosotros simplemente no podemos llevar. El Señor nos pide que bajemos nuestra carga y confiemos en El. ¿Qué le parece si le tomamos a Dios su palabra en esta oferta? Podríamos encontrarnos más livianos en nuestro viaje. No mida la altura de la montaña; háblele a Aquel que la puede mover. En vez de llevar el mundo a sus espaldas, háblele al que sostiene el universo en las suyas. Tener esperanza es mirar hacia adelante. Ahora bien, ¿hacia donde está usted mirando?

Filipenses 4:4-7 Regocíjense en el Señor siempre. Y otra vez les digo, ¡regocíjense! Que la gentileza de ustedes sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, Y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario