Tiempo de subir al Monte

Así dice el Señor Todopoderoso:«¡Reflexionen sobre su proceder! »Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria —dice el Señor—. Hageo 1:7-8

Mis hijos, este es Mi plan: Yo estoy reescribiendo los planes del hombre. Estoy reescribiendo las leyes del hombre. Estoy reescribiendo muchas cosas que han tenido en cautividad a Mi pueblo por muchas generaciones, y que han mantenido los ministerios en un estricto patrón en el cual no podían florecer, moverse y dar fruto para Mí. Yo estoy viniendo para remover todo obstáculo, toda barrera, cada regla del hombre que ha obstaculizado Mi plan Divino.

Yo voy a tener hombres conforme a Mi corazón en la tierra. Voy a tener un Pueblo que Me adore en Espíritu y Verdad. Voy a tener un Pueblo que ora día y noche, y tendré un Pueblo fiel en el camino. Y todas esas cosas que Mis hijos han hecho por décadas hasta ahora, no han hecho más que prepararlos para el lugar a donde voy a llevarlos, y para lo que Yo voy a hacer en la tierra en las próximas décadas que están delante de ustedes.

Porque muchos están en temor, están en desesperación, están en confusión en esta hora. Muchos no están tranquilos, no están escuchando. No están centrados en el propósito al que Yo los he llamado. Así que, Yo voy a realizar algunas extrañas cosas entre ustedes para realinearlos, para reasignarlos, y para provocar que salgan a los lugares y caminos que Yo les he ordenado que vayan. Muchos no pueden escuchar Mi voz porque tienen temor. Muchos no me ven porque están desanimados.

Pero Yo les digo: Tomen coraje, Mis hijos, porque Yo me ocupo de las cosas que les conciernen. Yo estoy ordenando cada cosa, día y noche, para su vida y para los propósitos a los que Yo los he llamado. Y, sí, Yo tendré lugares de oración en todas partes. Yo tendré a Mi pueblo de rodillas delante de Mi. Tendré personas caminando en las ciudades en oración y Adorándome. Yo tendré un Pueblo en cada lugar.

¡No se desesperen! Yo no temo sentarme en Mi trono. Yo se lo que estoy haciendo, pero tengo que sacudir a Mi pueblo para que despierten completamente. Tengo que sacudir a Mi Pueblo para que sepan lo que Yo estoy haciendo para que dejen de preguntarme, y tengan una clara visión de la humanidad. Porque las cosas no son como ustedes las piensan. Las cosas no son como las piensa el enemigo. Las cosas no son como los gobiernos las piensan. Las cosas no son así Mis hijos.

Todos están siendo moldeados y formados por Mi, porque Yo conozco lo que es bueno. Conozco lo que he preparado para esta generación. Yo conozco las cosas que ustedes necesitan completar. Yo conozco las cosas por las que ustedes tienen que pasar para ser posicionados, para cumplir con todas ellas. Así que, permítanme hacer estos cambios para desarraigar todo lo que los ha obstaculizado. Yo estoy permitiendo estos cambios para sacudir todo lo que los perturba y que les hace tener temor, lo cual ha causado que este año se aparten.

Yo también estoy fortaleciéndolos y enraizándolos en un lugar más profundo en el que nunca han estado. Porque este año, es de puertas dobles, y no será como antes, y nunca más, la tierra será igual, porque Yo estoy antes que los corazones de los hombres, Yo voy a abrir muchas puertas para ustedes y ustedes se moverán por toda la tierra Conmigo, con una gran libertad, porque Yo romperé todas las barreras, y Yo voy a moverme con autoridad a través de su vida.

Así que, solo están sintiendo los cambios. Solo están sintiendo las cosas que Yo estoy reordenando en esta hora. Porque Yo les digo: No Me invocarán con temor sino con esperanza, con expectativa y fe este año. Y decretarán lo que Yo les mostraré, decretarán lo que Yo digo, porque estoy ocupado moviéndome por toda la tierra, moviéndome en las ciudades, moviéndome por doquier en los corazones de los hombres.

Hageo 2:4-9 ¡Ánimo, pueblo de esta tierra! —afirma el Señor—. ¡Manos a la obra, que yo estoy con ustedes! —afirma el Señor Todopoderoso. Y mi Espíritu permanece en medio de ustedes, conforme al pacto que hice con ustedes cuando salieron de Egipto. »No teman, porque así dice el Señor Todopoderoso: Dentro de muy poco haré que se estremezcan los cielos y la tierra, el mar y la tierra firme; ¡haré temblar a todas las naciones! Sus riquezas llegarán aquí, y así llenaré de esplendor esta casa —dice el Señor Todopoderoso—. Mía es la plata, y mío es el oro —afirma el Señor Todopoderoso—. El esplendor de esta segunda casa será mayor que el de la primera —dice el Señor Todopoderoso—. Y en este lugar concederé la paz”, afirma el Señor Todopoderoso.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario