Tiempo de Propósito y Preparación

¡Ábranse, portones antiguos! Ábranse, puertas antiguas, y dejen que entre el Rey de gloria. ¿Quién es el Rey de gloria? El Señor, fuerte y poderoso; el Señor, invencible en batalla. ¡Ábranse, portones antiguos! Ábranse, puertas antiguas, y dejen que entre el Rey de gloria. ¿Quién es el Rey de gloria? El Señor de los Ejércitos Celestiales, él es el Rey de gloria. Salmos 24:7-10

Mi espíritu se ha sentido conmovido desde hace unos meses en cuanto a esta nueva etapa en la que ha entrado el Cuerpo de Cristo. No hacía más que oír las palabras: “Lo antiguo y lo nuevo se están fusionando”. Mientras esperaba en el Señor durante la mañana del 17 de agosto le oí pronunciar estas palabras:

UN MENSAJE PERSONAS PARA EL PUEBLO DE DIOS

“Mi pueblo ha entrado en un tiempo de gran propósito y preparación. Estoy preparando a los que están sujetos a Mí para convertirse en la pista de aterrizaje que recibirá todo lo que Yo deseo impartir durante esta época estratégica de la historia. Estoy limpiando todos los residuos para preparar espacio para que las cosas del Cielo vengan a la Tierra. Estoy despejando vidas y terrenos que fueron creados para ser pastos verdes en los días venideros. A las desilusiones y las esperanzas frustradas les han salido raíces, haciendo que las zarzas invadan a muchos que fueron llamados para un momento como este. Estoy eliminando la raíz de la amarga decepción en aquellos que respondan a Mi invitación de restauración. He enviado a Mis ángeles para que los conduzcan a los verdes pastos de Mi Espíritu donde serán sanados, sustentados y restaurados”.

UNA PALABRA COMPARTIDA PARA LAS TIERRAS Y NACIONES

El Señor dice: En este momento estoy revelando y restaurando las puertas antiguas. Estas puertas antiguas llevan mucho tiempo olvidadas y abandonadas, pero Yo las estoy revelando una vez más a aquellos que tengan ojos para ver lo que hace Mi Espíritu. Estoy enviando a Mis escogidos a que reparen las puertas antiguas. Al igual que en los días de Nehemías, cuando las murallas de la ciudad estaban derruidas, estoy enviando a muchas personas a las tierras donde están ubicadas las puertas antiguas. Estos son lugares en donde el Rey de Gloria aparecerá para llevar a cabo Mis propósitos de los últimos tiempos. Estas puertas celestiales han existido desde el principio de los tiempos y el momento de su apertura está cercano.

Yo tengo lugares en toda la Tierra donde estoy abriendo portales de provisión celestial para la preparación de la Gran Cosecha que viene pronto. Son tierras de promesa y lugares de propósito estratégico a donde dirigiré a personas y a ministerios para que moren ahí. Estoy preparando lugares que serán almacenes para Mi pueblo en esta época. Lo antiguo y lo nuevo se está fundiendo en este momento, el principio y el fin se están cruzando. En medio de los tiempos violentos Yo estoy estableciendo paz y trayendo a aquellos que sean mediadores de paz y guardianes de la paz. En medio de la sequía Yo derramaré Mis lluvias tardías”.

El Señor dice: “Ahora mismo estoy alistando a aquellos que estén dispuestos a dejarlo todo y seguirme a dondequiera que Yo les dirija. Ellos serán enviados a las puertas antiguas, las ciudades predestinadas donde la paz, el propósito y la alabanza abrirán las puertas y restaurarán la tierra. Aquellos enviados no temerán al maligno, sino que le vencerán a través de su fe, su confianza y su obediencia a Mi voz. Su fortaleza será la garantía de la fe”.

LA COSECHA VENIDERA: UN MENSAJE AL CUERPO DE CRISTO

Viene a la Tierra una gran cosecha, y Dios está preparando a personas y lugares. Tal y como ha hablado el Señor, en esta nueva época se establecerán almacenes. Yo creo que habrá almacenes grandes y también pequeños. Algunos estarán en hogares y en propiedades privadas, mientras que otros estarán en ciudades y en grandes propiedades pertenecientes a ministerios y empresarios cristianos. Estos son los obreros que ahora mismo están siendo llamados para ser parte de lo que el Señor está edificando, preparándose en este momento. Oigo al Espíritu hablando estas palabras de aliento:

Yo, el Señor, proveeré para todo el trabajo de preparación. Traeré riqueza a los almacenes y a aquellos que han sido llamados a ser los guardas y a aquellos llamados a reparar los muros. Yo levantaré a aquellos que tienen riquezas para mantener a los que están preparando el camino y despejando el terreno para Mi gran cosecha. No dejen pasar el momento de Mi invitación. No se pierdan este tiempo de gran propósito y preparación. Ustedes son mis elegidos”.(Kathi Pelton)

Mateo 9:35-38 Jesús recorría todas las ciudades y las aldeas, y enseñaba en las sinagogas de ellos, predicaba el evangelio del reino y sanaba toda enfermedad y toda dolencia del pueblo. Al ver las multitudes, Jesús tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: «Ciertamente, es mucha la mies, pero son pocos los segadores. Por tanto, pidan al Señor de la mies que envíe segadores a cosechar la mies.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario