En 2015 un derramar del Espíritu Santo

1 Crónicas 4:10 nos provee una revelación profunda acerca de lo que Dios sigue diciendo hoy: “Jabes le rogó al Dios de Israel: Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción. Y Dios le concedió su petición”. El verso 9 dice que Jabes era más honorable que sus hermanos, pero su madre lo llamó así porque lo “parió en dolor”.

Angela Greenig nos muestra un panorama más de lo que podemos esperar en el año 2015. Dios todavía te anhela. Y todavía tiene planes para ti. De hecho, puedes comenzar tu vida de nuevo hoy. Él promete restaurar todo lo que ha sido comido y desperdiciado de tu vida, sin importar cuanto tiempo haya pasado. El restituirá lo que se comió la oruga, el saltón y el revoltón. Joel 2:25.

Aquí vemos que Jabes demuestra la bendición y la protección divina de Dios, pero no se manifiestan de manera automática. Ocurren como el resultado de su compromiso con Dios y también por su causa aquí en la tierra. Son el resultado de nuestras oraciones.

2 Crónicas 20:20 dice: “Al día siguiente, madrugaron y fueron al desierto de Tecoa. Mientras avanzaban, Josafat se detuvo y dijo: Habitantes de Judá y de Jerusalén, escúchenme: ¡Confíen en el Señor, y serán librados! ¡Confíen en sus profetas, y tendrán éxito!”. Esta es una clave.

Mateo 6:10 dice: “… venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. Señor, oramos para que se manifieste tu Reino eterno. Oramos para que la presencia tangible de tu gloria repose sobre nuestros hijos e hijas. Porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria para siempre. Amén.

El Salmo 33:6 dice: “Por la palabra del Señor fueron creados los cielos, y por el soplo de su boca, las estrellas”. Puedo sentir el aliento divino, la revelación de la luz y su poder creativo (Dios habló y fue hecho). La presencia divina significa que este carácter también se revela cuando miramos a nuestro llamado en el propósito de Dios. No sólo es el año de las “puertas abiertas”, sino el de la “doble porción de la bendición”.

Año 2015 superpuesto con el 5775

Este es el año donde el Señor entra en nosotros y nuestro corazón se transformará en su casa, de una manera fresca y nueva. El Señor se derramará en nosotros.

Derribaremos los ídolos falsos. Isaías 57:3-5 dice: “Ustedes, hijos de hechicera, descendientes de adúltero con prostituta, ¡acérquense! ¿De quién quieren burlarse? ¿A quién le hacen muecas despectivas y le sacan la lengua? ¿Acaso no son ustedes una camada de rebeldes, y una descendencia de mentirosos? Entre los robles, y debajo de todo árbol frondoso, dan rienda suelta a su lujuria; junto a los arroyos, y en las grietas de las rocas, sacrifican a niños pequeños”.

Es tiempo para derribar la infraestructura del campo del enemigo. ¡Recuperaremos a nuestros hijos y nuestras familias!

Caminaremos en el propósito del Señor. Dios está entrando en las puertas abiertas de nuestro corazón y en nuestra vida, aquellos que abran sus congregaciones y aún sus negocios hacia Él, recibirán respuestas a sus oraciones y su adoración. Veremos milagros creativos. Los ríos proféticos fluirán en la tierra seca y estéril, donde comenzará una transformación hacia su propósito y el llamado para su vida. Es tiempo para hablarles a estos huesos secos y ordenarles que vivan.

Debemos ver al Señor entrando por las puertas abiertas para nosotros y nuestras familias. Verdaderamente este será un año increíble para nuestras almas. Muchos esperaron con sus hoces afiladas para recoger su mayor cosecha. Puedo oír que tendremos el doble en todo lo que hagamos en este Nuevo año.

Que esperar este año 2015

 • Se soltará un nuevo nivel de autoridad en el gobierno apostólico.

 • Se manifestará la doble porción. En la historia de Elías/Eliseo se soltará una doble porción de la unción.

• El Señor está entrando en la casa de las puertas abiertas.

• Rebosará la doble porción del Señor en nosotros.

• Veremos la espada (en lo natural y espiritual), con la Espada de Dios o la Hoz para la cosecha (su Palabra) triunfante.

• Se manifestará el Rey Coronado, el año apostólico. El Cristo y su Espada.

Padre, decretamos que viene tu Reino. Señor, que tu voluntad se cumpla en la tierra como en el Cielo. Gracias porque cada uno de nosotros es una señal. Fortalécenos Señor, a través de tu Palabra Santa. ¡En el nombre de Jesús!

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario