Este es un tiempo de contienda y confrontación

La batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los que gobiernan las tinieblas de este mundo, ¡contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes! Por lo tanto, echen mano de toda la armadura de Dios para que, cuando llegue el día malo, puedan resistir hasta el fin y permanecer firmes. Efesios 6:12-13

En el Espíritu las cosas se están acelerando. Este es un tiempo de favor y bendiciones sobreabundantes de Dios en medio de tiempos de prueba. En la medida que nos anclemos a Él, edificando nuestra casa sobre Continuar leyendo