¡NO ESPERES! GRITA AHORA! DANZA AHORA! ¡ALABALE AHORA!

«Canta y alégrate, hija de Sión, porque yo vendré a ti, y en medio de ti viviré. —Palabra del Señor. Zacarías 2:10

Esta mañana yo estaba en un momento de adoración tan profunda con el Señor y el renovó este fuego dentro de mi. Fue un desbordamiento tan fuerte de Su presencia; yo oro para que tu puedas sentirlo desde la coronilla de tu cabeza hasta la planta de tus pies, incluso mientras lees esta palabra. Que puedas sentir el mismo desbordamiento que yo sentí cuando El me revelo a mi tanta bondad y esperanza y esa dulce paz que sobrepasa todo entendimiento.

Algunos de ustedes han llorado toda la noche, porque se han enfrentado con lo que pareciera la peor tormenta de su vida. Algunos de ustedes han visto las nubes de la tormenta a distancia, y el temor se ha apoderado de ustedes. Algunos de ustedes sienten que no pueden avanzar una milla más. Bueno, esto es lo que quiero que hagan; Quiero que vayan muy dentro de ustedes y

No esperen hasta que la batalla termine

No esperen hasta que la victoria sea ganada

No esperen hasta que este ya hecho

No esperen, No esperen ¡GRITEN AHORA!    

La letra de la canción que les acabo de compartir es una verdad para nosotros hoy. ¡Ustedes tienen la victoria! ¿Entonces, porqué creen que caerían en derrota? Lo que El ha hecho por otros, el lo hará también por ustedes. No se queden en su tienda de acampar mas tiempo. Esa tienda de acampar, esa “zona de confort” de donde se niegan a salir. Esa tienda de acampar de “Ay de Mi”, donde se sienten derrotados y han decidido que seguirán únicamente a través de sus emociones cada día de su vida. Esa tienda de acampar de “Las cosas no mejoraran así que para que intentarlo” ¿Se das cuenta que estás en el borde de tu avance en este momento? Están parados en el borde y si se dan por vencidos ahora lo perderán.

Dios esta diciendo; “SALGAN DE SU TIENDA HOY” ¿Porqué siguen esperando a que la victoria sea ganada cuando El ya se las prometió? ¿Porqué piensan que los problemas tienen que solucionarse antes de que Yo los escuche levantarse y alabarme o gritar? Ustedes no fueron creados para ser normales, fueron creados para ser extraordinarios. ¿Van a sentarte en la derrota y dejar que el diablo tenga la victoria sobre ustedes; o se van a levantar y reclamar la victoria? ¡No esperen!

¡No esperen hijos de Dios, griten ahora! ¡Dancen Ahora! ¡Alaben Ahora! ¿Que esperan? La victoria está detrás de su alabanza! La batalla ya fue ganada por ustedes. No tienen que esperar a que Yo venga para empezar a alabarme y realizar su danza de victoria. Ustedes ponen a los demonios debajo de sus pies y los sacuden cuando comienzan a alabarme y a danzar delante de Mi en medio de la batalla. Ellos no tienen idea de que hacer con un hijo de Dios cuando se niega a sentarse en la derrota, o el fuego se pone mas caliente. Ustedes de hecho los tienen temblando porque tienen un ancla que los sostiene en todo tiempo. Debes darse cuenta en este momento y sostenerse de eso. Reclamen su victoria ahora en el nombre de Jesús; porque esas fortalezas serán derribadas por sus gritos y danzas, esos problemas se irán. Dios los sostiene.

2 Crónicas 20:21-23 Después de consultar con el pueblo, Josafat designó a los que irían al frente del ejército para cantar al Señor y alabar el esplendor de su santidad con el cántico: «Den gracias al Señor; su gran amor perdura para siempre.» Tan pronto como empezaron a entonar este cántico de alabanza, el Señor puso emboscadas contra los amonitas, los moabitas y los del monte de Seír que habían venido contra Judá, y los derrotó. De hecho, los amonitas y los moabitas atacaron a los habitantes de los montes de Seír y los mataron hasta aniquilarlos. Luego de exterminar a los habitantes de Seír, ellos mismos se atacaron y se mataron unos a otros.

2 Crónicas 20:25-26 Entonces Josafat y su gente fueron para apoderarse del botín, y entre los cadáveres encontraron muchas riquezas, vestidos y joyas preciosas. Cada uno se apoderó de todo lo que quiso, hasta más no poder. Era tanto el botín, que tardaron tres días en recogerlo. El cuarto día se congregaron en el valle de Beracá, y alabaron al Señor; por eso llamaron a ese lugar el valle de Beracá, nombre con el que hasta hoy se le conoce.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario