DE REPENTE VINO UN RUIDO DEL CIELO

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. Hechos 2:1

La palabra profética de Doug Addison que hoy les comparto, me hizo recordar este comentario de Keith Miller que decía: En Hechos 2:1, los discípulos se reunieron todos juntos para esperar lo que el Señor les había prometido en Lucas 24:49: “…pero ustedes quédense en la ciudad hasta que sean revestidos del poder de lo alto” (ver también Hechos 1:4). Una vez más en Hechos 1:3, luego que Jesús resucitó, pasó 40 días con ellos, hablándoles de las cosas pertenecientes al Reino de Dios. En Continuar leyendo