DE REPENTE VINO UN RUIDO DEL CIELO

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. Hechos 2:1

La palabra profética de Doug Addison que hoy les comparto, me hizo recordar este comentario de Keith Miller que decía: En Hechos 2:1, los discípulos se reunieron todos juntos para esperar lo que el Señor les había prometido en Lucas 24:49: “…pero ustedes quédense en la ciudad hasta que sean revestidos del poder de lo alto” (ver también Hechos 1:4). Una vez más en Hechos 1:3, luego que Jesús resucitó, pasó 40 días con ellos, hablándoles de las cosas pertenecientes al Reino de Dios. En Hechos 1:4 reafirmó que algo les sucedería. Una promesa de Él hacia ellos, por la promesa del Padre, cuando les dijo: “oísteis de mí”.

Con gran expectación se levantaban cada mañana esperando la promesa que Jesús les había dado. Una gran apertura estaba a punto de ocurrir en sus vidas, pero también afectaría la ciudad, la región y las naciones. ¡Hasta que todos súbitamente oyeron un sonido! ¡Wow, amo esto! Estaban allí esperando. Anhelando la promesa que el Señor les había dado y perseverando en ella. Sabían que algo estaba a punto de ocurrir. Lo sentían en la profundidad de sus corazones. Nada podía separarlos de alcanzar lo prometido.

Eso es exactamente lo que miles de personas hermosas están sintiendo en lo profundo de su espíritu para un tiempo como este. Sentimos que estamos a las puertas de algo mayor. Estamos esperando la promesa de Dios en nuestras vidas, familias, ministerios, ciudades y naciones. ¡Estamos a punto de oír el sonido! ¡De repente, todos oyeron un sonido! “Dichosos los que saben aclamarte, Señor, y caminan a la luz de tu presencia” (Salmo 89:15). Es el sonido del avivamiento, el sonido de la victoria y el sonido del avance. ¡Es el sonido que significa que Dios se está manifestando y algo está a punto de ocurrir!

“Este domingo (24 de Mayo) es cuando celebramos el día de “PENTECOSTES”, para recordar la venida del Espíritu Santo sobre la Iglesia Primitiva, tal como Jesús lo prometió”.

Hechos 2:2 De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados.

Dios me hablo que esta semana sería un tiempo en que “las cosas sucederán de repente”. Espere ver cambios repentinos, aceleraciones repentinas, sorpresas repentinas, bendiciones y más. Todo esto está diseñado para alinearlo con la siguiente temporada de su vida.

UN MAYOR VIENTO DE CAMBIO

Hechos 2:6  Al oír aquel bullicio, se agolparon y quedaron todos pasmados porque cada uno los escuchaba hablar en su propio idioma.

Así como en Hechos 2, hay un nuevo viento y sonido viniendo del Cielo ahora. Nueva revelación que parecerá confusa al principio fluirá libremente, mientras Dios habla a cada uno de nosotros. Esto es por que podría estar fuera de su zona de confort. El resultado será una comprensión profunda y un cambio de dirección.

NUEVAS ALIANZAS SE FORMARAN

El nuevo viento del cielo en Hechos 2 trajo nuevos grupos de personas a reunirse. La gente va a ser traída a este cambio en el reino espiritual. Conforme Dios comienza a hablar en un nivel más profundo usted necesitará explicarle a otros lo que está sucediendo.

Isaías 60:22 El más débil se multiplicará por miles, y el menor llegará a ser una nación poderosa. Yo soy el Señor; cuando llegue el momento, actuaré sin demora.

Dios esta reuniendo a pequeños grupos para hacer grandes cosas. Es importante estar alineado en el lugar correcto, en el tiempo correcto y con las personas correctas para el segundo semestre del año.

PREPARATE PARA RECIBIR

Prepárese para estar consciente de ello. Para algunos puede ser sutil y para otros puede tener un encuentro más dramático. De cualquier manera, un nuevo sonido y viento del Espíritu Santo estará llegando esta semana.

Hechos 2:17-21 »“Sucederá que en los últimos días —dice Dios—, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán visiones los jóvenes y sueños los ancianos. En esos días derramaré mi Espíritu aún sobre mis siervos y mis siervas, y profetizarán. Arriba en el cielo y abajo en la tierra mostraré prodigios: sangre, fuego y nubes de humo. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes que llegue el día del Señor, día grande y esplendoroso. Y todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.”

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario