PROTECCION DIVINA

Nos acosan por todas partes, pero no hasta el punto de abatirnos; estamos en apuros, pero sin llegar a ser presa de la desesperación; nos persiguen, pero no quedamos abandonados; nos derriban, pero no consiguen rematarnos. Por todas partes vamos reproduciendo en el cuerpo la muerte dolorosa de Jesús, para que también en nuestro cuerpo resplandezca la vida de Jesús. 2 Corintios 4:8-10

Yo te digo mira hacia el cielo, pues el tiempo es corto. La casa de Dios está siendo perfeccionada en estos días, y Yo te estoy promoviendo en este tiempo a una más alta elevación, la cual provocará un mayor revelación y una mayor demostración de lo que Yo te doy en estos mismos días. Debes estar preparado para subir. Debes estar preparado para ser más de lo que eres hoy. Debes estar preparado para caminar en la plenitud del poder que Yo he declarado sobre ti, dice el Señor.

Yo Me refiero al sentimiento que tú tienes de no saber dónde estás ni estar seguro de tu siguiente paso. Eso es debido a que están sucediendo cambios que afectan tu vida y tu sensación. Las cosas nunca más serán iguales, y debes abandonar todo aquello que te impide ser libre para avanzar. Pero, debes darte cuenta que tu equilibrio espiritual solamente viene de tu vida en Mi, dice el Señor. Mantente conectado.

Sigue avanzando a través de las circunstancias difíciles. El rompimiento está asegurado si te rehúsas a rendirte. Esto es como el proceso de nacimiento; la recompensa hace que valga la pena la batalla. Tú alcanzarás un nuevo comienzo en donde las cosas viejas estarán en el pasado y puestas a un lado.

Hay asuntos que necesitan ser resueltos, y no sabes cómo solucionarlos. Pero, Yo te digo que si te liberas de toda ofensa y confías en Mi para que me ocupe de ello, Yo lo haré. Yo te guiaré por el camino de justicia y traeré paz no solamente a tu corazón sino a tu situación, dice el Señor. Todo lo que debes hacer es dejarlo ir y poner tu fe en Mi. (Bill y Marsha Burns)

Salmo 34:4-9 Busqué al Señor, y él me escuchó, y me libró de todos mis temores. Los que a él acuden irradian alegría; no tienen por qué esconder su rostro. Este pobre clamó, y el Señor lo oyó y lo libró de todas sus angustias. Para defender a los que temen al Señor, su ángel acampa alrededor de ellos. ¡Prueben ustedes mismos la bondad del Señor! ¡Dichoso aquél que en él confía! Ustedes, sus fieles, teman al Señor, pues a quienes le temen nunca les falta nada.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario