LUZ VERDE PARA AVANZAR

Cuando ya estaba por amanecer, el Señor miró al ejército egipcio desde la columna de fuego y de nube, y sembró la confusión entre ellos: hizo que las ruedas de sus carros se atascaran, de modo que se les hacía muy difícil avanzar. Entonces exclamaron los egipcios: «¡Alejémonos de los israelitas, pues el Señor está peleando por ellos y contra nosotros!» Éxodo 14:24-25

Esta mañana estaba orando por alguien que me pidió oración respecto a una situación en su vida. Mientras oraba tuve una visión de un vehículo que estaba parado en un semáforo que se había puesto en rojo. Esta luz roja estuvo así por un período prolongado de tiempo. Yo podía sentir la frustración que los ocupantes de este vehículo sentían porque sabían que el Señor les había dicho que fueran a este viaje, pero la luz roja les impedía avanzar. Ellos lo sentían como una perdida de gasolina (recursos) y tiempo. Entonces, justo cuando estaban a punto de darse por vencidos, cuando giraron para regresar al lugar de donde comenzaron, la luz cambio a verde.

Al terminar de ver esta visión, inmediatamente sentí que esto no era solo una visión de la persona por la cual estaba orando, sino una visión para muchos en el Cuerpo de Cristo en este momento. Ustedes saben que el Señor les dijo: “Levántense y vayan” y obedecieron. Pero se ha sentido impedido de avanzar por no tener luz verde para cruzar esta intersección en este nuevo camino. Ustedes se han sentido frustrados y listos para darse la vuelta a donde comenzaron. Sepan que su viaje está a punto de continuar y serán acelerados una vez más.

¿Les suena familiar? En Éxodo 14 se relata la historia de cuando Moisés condujo al Pueblo de Dios fuera de Egipto y como justo antes de salir de ese lugar de esclavitud, se encontraron con la imposibilidad de volver atrás (debido al gran ejército que estaba a sus espaldas) e incapaces de seguir adelante (debido al mar rojo que estaba delante de ellos).

En los versículos 13-15 podemos leer esta palabras: —No tengan miedo —les respondió Moisés—. Mantengan sus posiciones, que hoy mismo serán testigos de la salvación que el Señor realizará en favor de ustedes. A esos egipcios que hoy ven, ¡jamás volverán a verlos! Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes. Pero el Señor le dijo a Moisés: «¿Por qué clamas a mí? ¡Ordena a los israelitas que se pongan en marcha!

Muchos se han sentido en un estado de frustración y quejándose del ejército que está detrás y el mar que esta delante, pero Dios está a punto de partir las aguas delante de ustedes y permitirles cruzar. Su luz verde está a punto de brillar ante sus ojos. ¡No tengan miedo! Dios hará por ustedes lo que no han podido lograr por ustedes mismos. Es el Señor quien peleara por ustedes. Permanezcan en paz. La paz es su “ojo de la tormenta”. Ustedes tienen la opción de pasar estos momentos en frustración e incredulidad o en una posición creyendo que el Señor ha hablado para que ustedes permanezcan en paz.

No miren hacia atrás, y prepárense para ir. Su luz verde (su tierra seca) está a punto de brillar dándoles permiso para avanzar. Sacúdanse el temor y la frustración y comiencen a alegrarse de que el Señor está peleando por ustedes. ¡El milagro está cerca! (Kathi Pelton)

Éxodo 14:29-31 Los israelitas, sin embargo, cruzaron el mar sobre tierra seca, pues para ellos el mar formó una muralla de agua a la derecha y otra a la izquierda. En ese día el Señor salvó a Israel del poder de Egipto. Los israelitas vieron los cadáveres de los egipcios tendidos a la orilla del mar. Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado en contra de los egipcios, temieron al Señor y creyeron en él y en su siervo Moisés.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario