EL LLANTO SE CONVERTIRA EN GOZO

El Señor se levanta como un gigante; despierta enojo, como un guerrero. Grita y deja oír su voz; ¡arremete con fuerza contra sus enemigos! «Desde hace mucho tiempo me he callado. He guardado silencio; me he contenido. Pero ahora voy a gritar como una parturienta; a un mismo tiempo voy a gruñir y jadear. Isaías 42:13-14

¡Este es el tiempo de pujar!. Han sido días de mucha presión y opresión mientras pasamos por un túnel oscuro y estrecho como un canal de parto. Esto nos ha traído mucho temor, dudas y aflicción. Cuando llega el momento de dar a luz, Continuar leyendo