YO SOY EL DIOS QUE RECUERDA

Por lo tanto, diles: “Esto dice el Señor: Mis palabras no tardarán en cumplirse; lo que he dicho se cumplirá. Yo, el Señor, doy mi palabra.” Ezequiel 12:28

El 1 de Agosto, el Señor me llevó a revisar un viejo diario de alabanza, encontré escrito allí una promesa que el Señor me dio hace algunos años a través de un sueño que tuve. Me vi con un vestido blanco y una amiga Pastora se acercó y me dio esta palabra: Malaquías 3:16-18 Los que temían al Señor hablaron entre sí, y él los escuchó y les prestó atención. Entonces se escribió en su presencia un libro de memorias de aquellos que temen al Señor y honran su nombre. «El día que yo actúe ellos serán mi propiedad exclusiva —dice el Señor Todopoderoso—. Tendré compasión de ellos, como se compadece un hombre del hijo que le sirve. Y ustedes volverán a distinguir entre los buenos y los malos, entre los que sirven a Dios y los que no le sirven.

Ese día el Señor me hizo sentir precisamente que El no se olvidó de cada promesa que ha sido escrito por décadas en esos diarios y con esa fe también escribí: “Cerrando capítulos y escribiendo nuevas historias en el libro de mi vida. Este día marca para mi un nuevo comienzo”. Hoy Lana Vawser como siempre usada por el Señor nos comparte esta revelación. Estamos a punto de ver cumplidas las cosas que estuvimos guardando en nuestro corazón durante mucho tiempo. ¡A El sea la honra y la gloria! Porque es fiel a Sus promesas.

“Hoy he estado sintiendo al Señor diciendo una y otra vez: “Yo Soy el Dios que recuerda. No me he olvidado”

El Señor recuerda lo que El le ha dicho y lo que le ha prometido por Su Palabra. También recuerda los deseos que aún están en sus corazones desde hace mucho tiempo.

Vi al Señor sacar un “LIBRO DE PROMESAS” y era de oro y brillantes. Sentí que el decía: “AHORA ES EL TIEMPO PARA QUE ESTAS PAGINAS COBREN VIDA”. De repente, yo vi al lado derecho de la pagina y estaba llena de oraciones recientes y de décadas atrás y estas eran oraciones que los hijos de Dios habían hecho de su amor por El. Los deseos que habían borboteado en la superficie desbordándose, de su relación con El. Los deseos que se derramaron de una fe como la de un niño, compartiendo sus sueños y esperanzas con su buen Papá, mientras ellos se sentaban sobre sus rodillas. Mientras ellos estaban allí sentados simplemente deleitándose en Papá. Desde los más pequeños deseos hasta los más grandes, El los tomó en cuenta.

En el lado izquierdo de la página habían promesas de Su corazón, las promesas de Su Palabra. Las palabras proféticas habladas sobre las vidas de Su pueblo desde el corazón de su Papá. De repente, las dos páginas cobraron vida y comenzaron a entrelazarse. Los deseos de los corazones pasados y presentes, uniendo Sus promesas y palabras formando una cadena de fuerza y gloria que no podía romperse.

El está trayendo a manifestación muchos deseos y sueños en medio del cumplimiento de Sus promesas y palabras. En medio de su avance, ustedes podrán ver cosas que ni siquiera le pidieron, cobrar vida. ¡El no ha olvidado! El es el Dios que recuerda. Verán Su amor y deleite por ustedes a un nivel completamente nuevo. ¡EL NO SE OLVIDO!

Hebreos 6:10 Porque Dios no es injusto como para olvidarse de las obras y del amor que, para su gloria, ustedes han mostrado sirviendo a los santos, como lo siguen haciendo.

Hebreos 6:13-15 Cuando Dios hizo su promesa a Abraham, como no tenía a nadie superior por quien jurar, juró por sí mismo, y dijo: «Te bendeciré en gran manera y multiplicaré tu descendencia.» Y así, después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario