5776 EL AÑO EN EL CUAL RUGIREMOS

Aunque ya no estamos bajo la Ley de Moisés, Dios sigue operando a través del calendario judío. Históricamente, el pueblo judío cree que Dios examina nuestras vidas durante el tiempo entre Rosh Hashanah y Yom Kippur, para ver si estamos preparados espiritualmente para avanzar en nuestra promoción hacia un nuevo nivel de autoridad. Nos demos cuenta de ello o no, este es un tiempo donde somos capaces de oír a Dios con mayor claridad para obtener dirección.

Palabra compartida por Johnny Enlow – Primera Parte

Este 14 de Septiembre del 2015 comienza uno de los años más notables del calendario Hebreo que excederá todas las expectativas, aún las de los observadores más optimistas del Reino. Habiendo finalizado tres ciclos de 7 años (1994-2001, 2001-2008, 2008-2015), ahora estamos entrando en el cuarto y definitivo período de siete años, que ha dado a luz el tiempo de la restauración de todas las cosas (Hechos 3:21). Esto desató una era majestuosa de Renacimiento.

Una escritura pertinente para este año y esta era subsiguiente es Daniel 12:3: “Los sabios resplandecerán con el brillo de la bóveda celeste; los que instruyen a las multitudes en el camino de la justicia brillarán como las estrellas por toda la eternidad”. Aquellos que sean lo suficientemente sabios para comprender la narrativa brillante de Papá para este día, se posicionarán para resplandecer como el brillo del cielo.

Aprendiendo a “ver”

Con este nuevo año comenzaremos el año 5776 del calendario Hebreo. Estamos dentro de una ventana de diez años donde todo el foco se debe concentrar en “aprender a ver”. Los números hebreos nos dicen esto para nosotros. Esto va a seguir hasta el año 5780, mientras el Señor nos renueva de nuestra manera distorsionada de percibir las cosas y nos enseña cómo ver desde su mismo nivel y perspectiva. Es una transición de ver a través de los ojos de los “diez espías que solo observaron al enemigo” y cambiarlo por ver a través de los ojos de “Caleb, el observador del fruto”. Aparentemente los 10 espías tenían sabiduría por conocer y estudiar a los gigantes, pero Caleb tenía sabiduría por conocer y estudiar a Dios.

Los 10 espías vieron a través de los lentes generadores de problemas, pero Caleb vio con los lentes de los cazadores de tesoros. Nos encontramos dentro de una ventana de 10 años donde es imperativo desarrollar la visión de Caleb. Esta visión se opone a nuestra naturaleza, porque es contraria a nuestra intuición. Incluso es excesivamente optimista. Esto se requiere de los reformadores de la sociedad que verdaderamente quieran entrar en sus propias promesas proféticas. Aprenderemos a confiar en los ojos de su espíritu por encima de nuestros ojos naturales y casi automáticamente por encima de la duda de nuestros ojos naturales. Los reportes y las proyecciones de los medios de comunicación, con frecuencia nos darán pistas que se oponen a lo que Dios está haciendo en realidad. Además exaltarán al reino equivocado diciendo que realmente está avanzando con ferocidad.

Por ejemplo, desde el 11/9 del 2001 parece que el islamismo radical se activó y se fortaleció como nunca antes. La realidad del Reino es que más musulmanes se encontraron con Jesús y lo abrazaron desde el 2001 que en el resto de los 1000 años de historia del Islam. Este es solo un ejemplo sobre el lugar hacia donde nos pueden llevar los medios masivos de comunicación para hacernos creer lo opuesto a lo que en realidad está ocurriendo. Necesitamos lentes correctivos para ver la verdadera realidad, aunque algunos están más avanzados en el proceso y otros van detrás. Debemos aprender a movernos en los reportes del Señor o quedaremos en confusión, ansiedad y desorientación.

Resplandecientes como el brillo del Cielo

Desde muchos años hasta hoy, estuve compartiendo una secuencia profética en el tiempo que contiene tres progresiones definitivas. Estas tres progresiones son: 1) Despertar. 2) Levantarse. 3) Resplandecer. El enfoque en el despertar fue desde el 2008-2012, y tiene que ver con un despertar para entender los parámetros expandidos de nuestras asignaciones en el Reino. El despertar es para la reforma de nuestra asignación en la sociedad. Esto incluye las almas que se deben salvar, pero se expande mucho más allá, para ver transformadas las ciudades y las naciones.

El enfoque para levantarse fue desde el 2012-2015 (en todos ellos desde un Rosh Hashanah al otro Rosh Hashanah cada año). Aquí fue cuando el ejército que avanzaba comenzó a levantarse en los montes de la sociedad, comprendiendo el despertar de la asignación para reformar la sociedad con las mejores estrategias de Papá para hacer las cosas. Es una perspectiva práctica de “en la tierra como en el Cielo”. Ha sido un puñado virtual que hizo esto, comparado con lo que viene, pero ya marcaron una diferencia.

El tercer tiempo es resplandecer y comienza este Rosh Hashanah. Ahora comienza un tiempo extendido para “resplandecer como el brillo del Cielo” y ahora es cuando comenzaremos a pelear seriamente por las naciones como nuestra herencia. Tuvimos un celo por esto durante algún tiempo, porque clamamos por las naciones como nuestra herencia (Salmo 2:8). Sin embargo, ahora el Señor nos está dando revelación y entendimiento sobre cómo se ve esto en realidad. No es por fuerza o poder, pero tampoco ocurre por magia. Existe un elemento práctico del avance del Reino que recién ahora aparentemente estamos atrapando.

Estamos aprendiendo cómo valorar y combinar el poder del “movimiento de oración” y el poder del “movimiento de la acción”. Dios no prefiere a uno sobre el otro, pero nos está mostrando cómo ser intercesores que hacen y hacedores que interceden. La oración es el combustible y la acción es el vehículo. Trate de conducir su auto sin combustible y verá lo invaluable que es el combustible. Trate de ir a algún lugar solo con combustible y sin un vehículo, y verá cuán invaluable es un vehículo.

Para decirlo de otra manera… los hijos de Israel no podían tomar la Tierra Prometida enviando misiles desde el Tabernáculo. Como el Señor les instruyó en el libro de Josué: “Todo lo que pise la planta de sus pies les pertenece”. Cualquiera sea el área de la sociedad donde queramos ver reforma/transformación, en realidad debemos mostrar las soluciones de reforma para esa área de la sociedad.

Comenzaremos a resplandecer tan brillantes como el cielo, mientras los hijos e hijas del Rey con una mentalidad reformada, inmersos en la persona de Dios y en sus obras. Avanzaremos con coraje hacia la Tierra Prometida (Acción estratégica de los siete Montes) de nuestras ciudades y naciones. Debemos combinar a Moisés en la cima del monte con sus manos levantadas, con Josué en el campo de batalla, donde la victoria debe ser evidente.

El enemigo trató de convencer a muchos usando una visión “distorsionada”, afirmando que en estos días debemos soportar y sobrevivir al anticristo, a la bestia, al falso profeta, etc. ¡Pero estos no son esos días! En lugar de ello, es el tiempo para la manifestación del Reino de Dios. ¡Es un tiempo de luz, cámara y acción para los santos del Dios viviente! El único camino que nos impediría ver esta realidad es mirando a los gigantes en lugar de mirar a Dios. Los gigantes son más grandes que nosotros. Dios es mucho más grande que los gigantes, al punto que los expuso como “pan para nosotros” (como dijo Caleb).

No existe en una crisis presente en el mundo ni la habrá a futuro, donde Él no haya previsto la solución para que la manifieste uno de sus hijos o hijas. La deuda de múltiples trillones de dólares es solo un “pan” esperando llegar a nuestras manos. Es fácil burlarse de los 10 espías hasta que trasladamos esa misma aplicación a los problemas de nuestros días. Por tanto, la mayor influencia del anticristo (anti unción) presente en el globo es el temor/oscuridad, con una expectativa de juicio que domina a muchos.

Así como ocurrió con los 10 espías que pensaron que estaban ayudando al pueblo de Dios al advertirle sobre los gigantes en la tierra, en realidad son la punta de lanza de la mayor actividad del anticristo sobre el planeta. Están desalentado y desarmando a la fuerza más poderosa de la tierra: La Iglesia. Por tanto, la creación misma gime, se abre y se los traga, porque la creación tiene más revelación que muchos dentro de la Iglesia. La creación tiene dolores de parto, pero no para que regrese Jesús, sino para que se levanten los Josué y los Caleb (Romanos 8:19).

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario