COMO ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS

Las que son mis ovejas, oyen mi voz; y yo las conozco, y ellas me siguen. Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Juan 10:27-28

Por Doug Addison

Ha habido un cambio positivo para bien y puede ser que requiera que usted se sobreponga a su situación actual a fin de recibirlo. Este es un momento no sólo de escuchar con claridad la voz de Dios, sino también de activar las cosas que Dios nos está hablando.

COMO ESCUCHAR A DIOS Y CONOCER SU VOZ

Dios está siempre hablando pero la mayoría de personas no lo notan, o no han recibido capacitación para reconocer la variedad de modos en los que Dios habla. Esto podría suceder a través de sueños y visiones, palabras proféticas, música y las artes, la Biblia, o los suaves y quietos susurros que a menudo recibimos del Espíritu Santo.

Recomiendo que tome apuntes o escriba en un diario lo que Dios le está diciendo en este tiempo. La razón es que Dios nos habla constantemente durante un periodo de tiempo y a través de diversas circunstancias y acontecimientos en nuestras vidas por lo que debemos “aprender a distinguir” la voz de Dios del clamor de las cosas que vienen en todo momento hacia nosotros.

Una manera de distinguir la voz de Dios es a través de la paz. ¿Tiene usted paz en lo que está oyendo? Hoy en día muchas palabras proféticas están inculcando temor en la gente. Reconocerá el amor y la naturaleza de Dios cuando tenga usted paz en su espíritu sobre aquello que dice Dios.

OBSTACULOS PARA ESCUCHAR A DIOS

Estos son solamente algunos ejemplos de las cosas que pueden impedir que escuchemos a Dios:

  • Nuestra propia teología. Puede incluso impedir que oigamos lo que Dios desea decirnos, especialmente si creemos que Dios solo habla de cierta manera. Si Dios le está llamando a algo nuevo, a veces sus creencias pueden ser piedra de tropiezo. El Señor desea ayudarnos ahí donde no confiamos todavía en Él para hacer cosas que nunca antes hemos visto. A Él le encanta mostrarnos Sus caminos.
  • Las suposiciones. La presunción o suponer que usted ya sabe lo que le están diciendo puede ser otro obstáculo.
  • Estar muy atareado. Si usted está intentando descubrir algo nuevo, estar demasiado ocupado es otra cosa que le impedirá oír a Dios. ¿Qué necesita para decir “no” a fin de poder eliminar lo que le impide oír a Dios?

¿HA SIDO LLAMADO A ALGO NUEVO?

Cuando Dios nos llama para hacer algo nuevo, tenemos que olvidarnos a menudo de como solíamos hacer antes las cosas. Generalmente esto es muy difícil de hacer. Pero son precisamente aquellos antiguos modos de pensar o de hacer las cosas el motivo por el cual debemos oír a Dios para algo nuevo. Dios cambia las épocas en nuestras vidas y aquello que funcionó en una temporada anterior ahora tal vez ya no funcione.

“Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados”. Isaías 43:18-19 NVI

¿DE QUE SE TRATA PARA USTED?

¿Cuáles son algunos de los modos anteriores en los que usted hacía las cosas? A medida que avanzamos y maduramos en nuestra habilidad de oír a Dios, nuestros métodos anteriores de hacer cosas tal vez no funcionen con tanta eficacia como antaño. He notado que los dones espirituales de muchas personas están ahora desplazándose o transformándose.

Para mí, he visto recientemente como sucede esto en mi propia vida. Antes yo podía dar más 100 palabras proféticas por hora. Esto lo hacía en un proceso rápido durante el cual yo recibía la revelación y ésta fluía de mi boca antes de que tuviera tiempo para pensar en ello. Esto ya se ha acabado y actualmente quedo agotado después de profetizar a 25 personas. No obstante, ahora puedo ayudar a la gente a reconocer la época de la vida en la que están, el tiempo de Dios y aportar una sabiduría más profunda.

Ahora Dios está haciendo algo nuevo. Creo que si usted se dedicara a aprender a discernir, y si usted le pide a Dios que le hable y comienza a anotar lo que usted oye, Dios le responderá y usted estará más listo que nunca para oír y responder.

Ésta época en la que vivimos es muy emocionante. Habrá una gran transición en una nueva temporada de renovada eficacia.

Job 33: 14-18 Dios nos habla una y otra vez, aunque no lo percibamos. Algunas veces en sueños, otras veces en visiones nocturnas, cuando caemos en un sopor profundo o cuando dormitamos en el lecho, él nos habla al oído y nos aterra con sus advertencias, para apartarnos de hacer lo malo y alejarnos de la soberbia; para librarnos de caer en el sepulcro y de cruzar el umbral de la muerte.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario