HUYENDO DE JEZABEL

El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje.» Elías se levantó, y comió y bebió. Una vez fortalecido por aquella comida, viajó cuarenta días y cuarenta noches hasta que llegó a Horeb, el monte de Dios. 9 Allí pasó la noche en una cueva. 1 Reyes 19:7-8

El Pastor Francis Frangipane escribió: “Escuchen amados y comprendan. Cuando nos enfrentamos contra el principado de Jezabel, puede que podamos resistir la tentación y la brujería pero debemos protegernos del espíritu de DESALIENTO y de MIEDO ya que puede que vengan contra nosotros y silencien nuestra oración. Hace dos mil años, Jesús dijo que el ministerio de Elías no ha culminado, El prometió que “Sin duda Elías viene, y restaurará todas las cosas…” (Mateo17:11). Esta palabra que comparte Elaine Tavalocci es muy reveladora de lo que muchos están enfrentando en este momento. Use el nombre de Jesús para ordenar a este espíritu a alejarse de sus hijos, familia, iglesia y de su alma.

“Hay una historia en el libro de 1 Reyes Capítulo 19 acerca de el Profeta Elías de cómo huía de Jezabel con temor. Jezabel amenazó con matar a Elías, porque se enteró que había matado a los profetas de Baal con una espada. Jezabel representa un principado demoníaco sobre las naciones, un espíritu de manipulación y control, y también uno que esta tratando de abolir la voz de Dios y matar a los profetas. Jezabel envió un mensaje a Elías amenazándolo que lo mataría al día siguiente así como él había matado a los profetas de Baal. Ella estaba segura de si misma que dijo: «¡Que los dioses me castiguen sin piedad si mañana a esta hora no te he quitado la vida como tú se la quitaste a ellos!» Cuando Elías escuchó esto huyó con temor. Elías estaba bajo una presión extrema que le pidió al Señor que le quitara la vida y luego se quedó dormido bajo un árbol de enebro”

“El Espíritu Santo me está mostrando que muchos de ustedes están experimentando este tipo de ataques viciosos del enemigo, que realmente están pidiéndole a Jesús que tome su vida. Ustedes están diciéndole al Señor que las batallas son demasiado intensas como para que ustedes puedan resolverlas, así que, sería mucho más fácil estar con el Señor. Ay un tiempo cuando la guerra espiritual se incrementa justo antes de una gran victoria y avance, pero si ustedes permanecen quietos y firmes en su tierra, el Señor les mostrará el poder en Su nombre. El Señor dice: “NO PERMITAN QUE LAS SITUACIONES ADVERSAS LOS ABRUMEN, SINO QUE USENLAS COMO UNA OPORTUNIDAD PARA CONFIAR EN EL Y FORTALECERSE EN SU PALABRA”.

“Entonces, la escritura continua diciendo que un ángel se le apareció a Elías y le dijo que se levantara y comiera. El ángel le dejó pan caliente y agua, y luego regresó por segunda vez y le dio a comer de nuevo, porque el viaje era demasiado grande para él. El pan representa la Palabra viva, una nueva revelación, y Jesús es nuestro Pan de Vida. El agua representa al Espíritu Santo. La comida y el agua lo sustentaron durante cuarenta días y cuarenta noches. Luego trató de esconderse en una cueva y la Palabra del Señor vino a él”.

“El Señor te esta diciendo, que salgas de la cueva del temor y vuelvas a las promesas y las palabras proféticas que El una vez te dio, El te proveerá y sustentará en los momentos difíciles. El es tu protector ante todos los que se levantan contra ti, y tu defensor contra cada palabra de maldición que ha sido hablada contra tu vida. Ningún arma forjada contra ti prosperará, y toda lengua que te acuse será condenada en juicio. Esta es tu herencia y tu reivindicación”.

“Elías se quejó que él era tan celoso del Señor, pero que sentía como si él era el único profeta con vida. También se quejó de que Israel había roto su Pacto derribando altares, matando a los profetas y que su vida estaba en peligro. Entonces el Señor envió un viento, un fuego y un terremoto, pero El no estaba en ninguno de ellos. Entonces Elías escuchó un silbo apacible y suave La voz era tan poderosa que cuando la escuchó, se cubrió el rostro con su manto y salió, y se puso de pie en la entrada de la cueva. Algunos de ustedes están tratando de escuchar la voz del Señor de una manera monumental, pero El quiere hablar con ustedes de una manera profunda en un silbo apacible y suave”

“Entonces la Palabra del Señor vino a El y le dijo: “¿Qué haces aquí, Elías? Elías repitió su absurda queja una vez más. Muchos de ustedes se sienten como si todo el mundo se hubiera marchado y ustedes son los únicos que están sirviéndole al Señor. Algunos de ustedes tienen voces proféticas que están siendo silenciadas por el temor al enemigo. El Señor le dijo a Elías que El le había reservado en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron. El Espíritu Santo ha ocultado a muchos que ahora El está levantando, quienes caminarán con usted y lo ayudarán para fortalecerlo”.

“Entonces el Señor usó a Elías para ungir a otros profetas, así que él ungió a Eliseo que recibió una doble porción del espíritu de Elías después que él fue arrebatado en un torbellino al cielo. 2 Reyes Capítulo 9:33-37 habla de la muerte violenta de Jezabel que fue profetizada por Elías. Muchos de ustedes están asustados por los informes que están viendo en las noticias. No se muevan o sacudan por lo que escuchan. De la misma manera que Jezabel planeo la ejecución de Elías, el Señor dice: Yo los rescataré y liberaré, y Mis planes se cumplirán en sus vidas y ministerios dice el Señor. (Elaine Tavolacci)

2 Reyes 9:36-37 Así que volvieron para informarle a Jehú, y éste comentó: —Se ha cumplido la palabra que el Señor dio a conocer por medio de su siervo Elías el tisbita, que dijo: “En el campo de Jezrel los perros se comerán a Jezabel.” De hecho, el cadáver de Jezabel será como estiércol en el campo de Jezrel, y nadie podrá identificarla ni decir: “Ésta era Jezabel.”

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario